Política

Al menos 160 civiles han muerto en la región de Donetsk en dos meses y medio

Al menos 160 civiles han muerto en la región de Donetsk desde el inicio de la operación antiterrorista por Kiev hace dos meses y medio contra los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, informaron hoy las autoridades sanitarias regionales, leales al Gobierno ucraniano.

Al menos 160 civiles han muerto en la región de Donetsk desde el inicio de la operación antiterrorista por Kiev hace dos meses y medio contra los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, informaron hoy las autoridades sanitarias regionales, leales al Gobierno ucraniano.

Las autoridades de Donetsk, que registran únicamente los cadáveres a los que se ha hecho autopsia en la región, han contado "un total de 279 personas fallecidas, entre ellos 262 varones, 13 mujeres y 4 niños", según la jefe del departamento de Sanidad del Gobierno regional, Elena Petriáyeva.

"Se han registrado como no identificados 93 personas, que no llevaban ningún tipo de distintivos. Como militares (uniformados), se han registrado 26. Los 160 fallecidos restantes, son presuntamente habitantes"de la región, explicó Petriáyeva a la web informativa local ZN.UA.

Nada se sabe del número de muertos, ni siquiera aproximado, entre los milicianos prorrusos que combaten contra las fuerzas ucranianas, que sí reportaron hoy 200 fallecidos entre soldados y policías desde el comienzo de las acciones militares a mediados del pasado mes de abril.

Los propios sublevados han reconocido que muchos de sus caídos, sobre todo los que han muerto en el área de la ciudad de Slaviansk, son enterrados de forma caótica prácticamente allí donde pierden la vida.

Otros, procedentes de Rusia (voluntarios según los rebeldes y mercenarios según Kiev), son trasladados por los insurgentes en la medida de lo posible a su país de origen, como también han reconocido los propios milicianos prorrusos.

Petriáyeva aseguró que en Slaviansk, bastión de la rebelión prorrusa cercado por las fuerzas ucranianas, quedan alrededor de 45.000 de sus 120.000 habitantes.

Las autoridades de Donetsk no conocen el número de civiles que han muerto en esa ciudad, escenario de los más encarnizados combates entre los dos bandos enfrentados.

Muchas víctimas mortales podrían estar bajo los escombros de las casas y edificios destruidos durante los combates en esa ciudad, advirtió Petriáyeva.

Tampoco se conoce el número de víctimas en la vecina región de Lugansk, donde también tienen lugar intensos combates entre las tropas ucranianas y los separatistas.

La ofensiva ucraniana contra los insurgentes se reanudó ayer en ambas regiones después de que el presidente del país, Petró Poroshenko, diera por concluido el alto el fuego que regía desde el pasado 20 de junio.