Naufragio en Hungría: “La mayoría de víctimas son mayores. Nuestros hijos son de los más jóvenes”

Los siete muertos en el naufragio en el río Danubio a la altura de Budapest eran surcoreanos. Las autoridades húngaras han confirmado que siguen buscando a 21 personas desaparecidas, con escasas esperanzas de hallarlas vivas

Todavía hay 21 desaparecidos por el naufragio del barco turístico "Hableany"
Todavía hay 21 desaparecidos por el naufragio del barco turístico "Hableany"

Los siete muertos en el naufragio en el río Danubio a la altura de Budapest eran surcoreanos. Las autoridades húngaras han confirmado que siguen buscando a 21 personas desaparecidas, con escasas esperanzas de hallarlas vivas

El naufragio de un barco turístico en el río Danubio, a la altura de Budapest, ha causado al menos siete muertos y otros 21 desaparecidos. Todas las víctimas mortales son de nacionalidad surcoreana. Según las primeras informaciones el “Hableany” (sirena, en húngaro) colisionó contra una embarcación mayor, un gran crucero suizo, sobre las 21:05 del miércoles. Debido al choque, que iba a gran velocidad, volcó y se hundió. Llovía fuertemente en Budapest, lo que dificultó las tareas de rescate. La temperatura del río Danubio es de unos 10º C, lo que hace prácticamente imposible sobrevivir. Y como relata el periodista húngaro Batka Zoltan a LA RAZÓN “el río estaba en plena crecida, de hecho, ayer batió su récord de caudal de este año”.

Aun así, los equipos de rescate continúan la búsqueda de desaparecidos.

"Hasta el momento hay siete muertos, que no pudieron ser reanimados", dijo a la prensa Pal Gyorfi, portavoz de los servicios de ambulancia.

Otras siete personas que han sido rescatadas están hospitalizadas, añadió Gyorfi. Según pudo saber este periódico, las siete personas hospitalizadas son de origen surcoreano, mientras que entre los desaparecidos habría 19 ciudadanos surcoreanos y dos húngaros que formaban parte de la tripulación de la embarcación hundida.

“En 75 años no habíamos tenido un accidente así, con muertes, en el río Danubio. Esto es inédito”, explica Zoltan.

Las víctimas

Una surcoreana de 31 años y su hermano de 28 se cogieron vacaciones para viajar a Hungría. Era la primera vez que su hermano salía de viaje al extranjero, por lo que estaba muy contento. Ella, que trabaja en una tienda de artesanía en Corea del Sur está entre las siete personas rescatadas, su hermano, aún continúa desaparecido.

La joven llamó a sus padres en Nonsan para darles la mala noticia. Emocionada, según informa la agencia de noticias Yonhap, les dijo a sus padres que su hermano continuaba desaparecido después del accidente nocturno en el río Danubio. Su hermano había decidido irse de viaje después de dejar el trabajo, lo veía como un buen modo de “refrescarse”.

Su madre salió directa hasta el aeropuerto Internacional de Incheon, mientras que su padre se quedó en casa junto a su tía para esperar “buenas noticias”.

“La mayoría de las víctimas son mayores. Nuestros hijos son de los más jóvenes”, indicó el padre. Mientras que su tía culpó a la compañía turística, la empresa que organizó el paquete turístico. “Hay muchísimas agencias de viajes, pero este accidente ocurrió porque lo escogieron”, señaló la tía de los jóvenes surcoreanos.

En línea con lo que señaló el padre, un vicepresidente de la compañía turística, con base en Seúl, que organizó el trágico viaje a Europa central indicó que la mayoría de los surcoreanos a bordo de la accidentada “Hableany” tenían entre 40 y 50 años. La más pequeña del viaje es una niña de 6 años.

“Había nueve grupos de familias”, dijo Lee Sang Moo en una rueda de prensa recogida por “The Korea Times”.

En Incheon, los vecinos de una familia que se encontraba a bordo del “Hableany” esperaban ansiosos conocer su paradero. Siempre participaban en los trabajos voluntarios y eran muy conocidos en la comunidad.

Una mujer de 38 años viajaba con su hija de seis años, y sus padres, de unos 60 años. Se cree que la niña sería la víctima más joven del naufragio.

“Viajaron a Hungría porque este año la madre cumple 60 años. Comí con ellos hace unas semanas. Estoy costernado desde que he visto las noticias”.

Otro joven, Kim, de 28 años, que reside en Yeosu, al sur, rezaba porque su madre, que había sido rescatada, volviera inmediatamente. Su madre, de 49 años, viajó con la familia política de su marido. Tres de ellos continúan desaparecidos. “Estoy desesperado, esperando a que todos sean rescatados, pero aún no he tenido noticias”, indicó Kim. “Deseo que todos vuelvan juntos”, comentó a “The Korean Times”.

Según informó Lee compañía está contactando a los parientes de los turistas y los están llevando a Hungría en avión.

La mayoría de los turistas surcoreanos hacen un crucero nocturno por el Danubio en sus vacaciones en Budapest. Aun así, algunos se han quejado de que las embarcaciones no estaban equipadas con chalecos salvavidas o que las medidas de seguridad no se les explicaba, y mucho menos en coreano, a pesar de que el 80 o 90% de los pasajeros fueran surcoreanos.

Preguntado a este respecto, la agencia de viajes aseveró que a pesar de que les indican que se pongan chalecos salvavidas, la mayoría de los turistas no lo hace porque es un poco “molesto” para las fotografías.

De acuerdo con la agencia Efe, el Danubio está crecido por las lluvias de los últimos días, por lo que tiene una fuerte corriente, lo que dificulta el trabajo de las unidades que participan en el rescate. Actualmente en Budapest se registran lluvias y se pronostica que en los próximos días seguirá lloviendo.

Mihaly Tóth, portavoz de la empresa Panorama Deck, propietario del barco hundido, dijo a M1 que por el momento no se conocen los detalles del accidente. "No sabemos qué sucedió, el barco se hundió, no sabemos en qué estado está", explicó el portavoz.

Los equipos de rescate están buscando a 21 desaparecidos, aunque las fuertes corrientes causadas por las intensas lluvias en la zona están dificultando la operación, según medios húngaros.

El pronóstico meteorológico prevé que las precipitaciones continúen en los próximos días.