Política

Alon Bar: «La respuesta será militar y política. Hay que aislar a Hamas»

Embajador de Israel en Madrid

En los últimos dos años, Hamás ha intentado en más de cincuenta ocasiones secuestrar a colonos israelíes en Cisjordania. Ahora, ha conseguido su objetivo provocando un aumento de la tensión entre palestinos e israelíes. El embajador de Israel en Madrid, Alon Bar, explica a LA RAZÓN las consecuencias del crimen de los tres adolescentes y las medidas que ya está poniendo en marcha el Gobierno de Netanyahu, con la mirada siempre puesta en alcanzar la paz entre ambos pueblos.

–¿Cuál será la respuesta política y militar del Estado de Israel?

–Las medidas que se llevarán a cabo serán una mezcla de operaciones militares y políticas. La primera estará basada en la información de Inteligencia que nos conduzca a encontrar a los asesinos así como a sus líderes. Pero también nos centraremos en otros aspectos como el de la financiación de Hamás, para que, por ejemplo, las familias de terroristas no sigan recibiendo un sueldo de la Autoridad Palestina procedente de la financiación europea. Y es que actos como este crimen nos recuerdan la verdadera naturaleza y objetivos de Hamás.

–¿Existe división entre el ala más conservadora y la más centrista del Gobierno de Netanyahu sobre el modo de actuar?

–Las divisiones no son entre el ala más dura del Ejecutivo y la más suave. En la mayor parte de los casos depende de la personalidad de los ministros ya que al fin y al cabo toman decisiones complicadas que tendrán consecuencias muy importantes para los israelíes, los palestinos y la comunidad internacional. Algunos quieren medidas más políticas como fortalecer la presencia judía en la zona del asesinato; otros, reacciones más concretas enfocadas en la búsqueda de los focos terroristas. Lo que sí que hay es unidad de pensamiento sobre que Hamás pague por lo que ha hecho, pero no en un sentido de revancha sino para disuadirle de seguir por este camino.

–¿Nos encontramos ante el inicio de una tercera intifada?

–No se puede descartar nada. Espero que no, porque creo que muchos de los palestinos no aceptan este tipo de actividades terroristas. Además, esto no beneficiaría a los palestinos como tampoco lo hizo en las ocasiones anteriores. Lo que espero es que se continúe el proceso de aislar y minimizar la capacidad operativa de Hamás y permitir una reanudación de los diálogos de paz.

–¿Disolverá Mahmud Abas el Gobierno de coalición formado con Hamás?

–Creo que es una medida necesaria. Al Fatah debe romper con Hamás si lo que busca es un diálogo encaminado a la paz. También es necesario que los estados que han apoyado ese gobierno de unidad corrijan su discurso y le hagan entender a Abas que la negociación no puede producirse si él legitima a Hamás.

–¿Qué futuro tiene en este momento el proceso de paz?

–Está congelado, pero se puede reanudar. Las otras opciones son peores para ambos pueblos. A pesar de los numerosos obstáculos, el diálogo sigue siendo la opción de Israel y es posible. Eso sí, no si uno de los interlocutores es una organización terrorista.