Brexit: la UE aplaza la concesión de una prórroga a Boris Johnson

París se niega a pactar una extensión larga sin conocer el calendario detallado por parte de Londres

Los Veintisiete coinciden en la necesidad de una nueva extensión, pero no hay consenso sobre los plazos

Los Veintisiete siguen dilatando cualquier decisión sobre la prórroga del Brexit, debido al veto de Emmanuel Macron. Aunque hay cierre de filas sobre lo inevitable de conceder esta extensión y evitar un Brexit caótico el próximo 31 de octubre. París sigue defendiendo la necesidad de un calendario claro por parte de Reino Unido. Las explicaciones de Boris Johnson y el amago de nuevos comicios el día 12 de diciembre siguen pareciendo insuficientes a Francia.

Tras nuevos contactos durante el día de ayer, los embajadores de los Veintisiete se han vuelto a reunir esta mañana a las diez. Según explican fuentes diplomáticas a LA RAZÓN, los embajadores entienden que debe alcanzarse una decisión “unánime y por consenso” y que el presidente permanente del Consejo, Donald Tusk no debe convocar una cumbre presencial extraordinaria. Se esperan nuevos contactos durante el fin de semana y una nueva reunión de embajadores a principios de la semana que viene, el lunes o martes. Bruselas cree que aún hay tiempo.

El presidente permanente del Consejo, Donald Tusk, aboga por respetar la fecha de la misiva enviada por Reino Unido y considera que esta extensión de las negociaciones debería prolongarse hasta el 31 de enero de 2020. El político polaco, sin embago, propone que este plazo pueda acotarse de manera flexible si, antes de esta fecha, Reino Unido es capaz de completar el proceso de ratificación. El presidente francés, Emmanuel Macron, sostiene que debe presionarse a Londres para acelerar el proceso.

En ese caso, la Eurocámara también procedería a dar luz verde al acuerdo de divorcio sellado entre Londres y los Veintisiete. El Parlamento Europeo respalda este modus operandi ya que cree que la institución también necesita el tiempo suficiente para estudiar con detalle el acuerdo antes de próximo sesión plenaria que se celebra a mitad de noviembre. La pragmática Alemania también se ha mostrado siempre a favor de adaptar esta extensión del artículo 50 según las circunstancias.

Si esto no es posible y se produce una convocatoria electoral, parece que el lapso hasta finales de enero podrá ser suficiente y evitaría que los Veintisiete tuvieran que volver a tomar una nueva decisión y quedar atrapados en la espiral británica. Pero París se opone. Parece que aquí comienza el juego del gato y el ratón. El líder de los laboristas, Reino Unido, Jeremy Corbyn, condiciona su apoyo a unas nuevas elecciones en su país a obtener antes la prórroga de los Veintisiete. París, sin embargo, quiere saber qué va a pasar antes de conceder una nueva extensión.