Chile replica a Bolivia que «nunca» va a cederle territorio

El hecho de que el ministro de Exteriores boliviano, David Choquehuanca, aprovechara la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para reiterar la reclamación de una salida al mar para Bolivia no ha gustado en Chile, cuyo canciller, Heraldo Muñoz, ha dejado claro este jueves que eso "nunca va a ocurrir".

"¿De qué me hablan que no hay acceso al mar? Hay acceso al mar, lo que no hay es soberanía y lo que busca la demanda en La Haya es que Chile ceda territorio y eso nunca va a ocurrir", ha puntualizado Muñoz en declaraciones a radio Cooperativa.

Según el canciller chileno, la reunión de ministros de Exteriores de la OEA en Paraguay ha servido para informar a sus homólogos de que el tratado de paz con Bolivia de 1904, qué está "plenamente vigente", le garantiza una salida al mar al país vecino, con "una cantidad de beneficios importantes como, libre tránsito por los puertos chilenos, como Arica y Antofagasta".

"Pueden trasladar cargas de cualquier tipo, incluyendo armamentos, tienen potestad aduanera, es decir, tienen aduanas y agentes de aduanas en los puertos nuestros y no revisamos las cargas", ha defendido Muñoz, que ha reconocido que el Gobierno chileno actualmente se decanta por objetar la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), ante la que Bolivia ha llevado el contencioso.

"Esa es una decisión que tomará la presidenta Michelle Bachelet en su momento", ha subrayado, aclarando que "estamos todavía escuchando a distintos sectores relevantes del país"y "una vez que se cierre el círculo de consultas la presidenta tomará una decisión". No obstante, ha reconocido que "claramente hay una inclinación a objetar la competencia de la Corte, pero otra situación distinta es en qué plazos se hace, si se hace dentro de los 90 días (después de presentada la demanda), antes del 15 de julio, o si se hace conjuntamente con la contramemoria, que sería hasta el 18 de febrero".

El contencioso

El pasado 24 de abril, el Gobierno boliviano presentó una demanda ante la CIJ para exigir su salida al mar perdida a finales del siglo XIX en una guerra contra Chile. La disputa territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Este miércoles, Choquehuanca aprovechó su intervención ante la Asamblea General de la OEA para pedir a Chile un diálogo "de buena fe". "Presidentes chilenos como Arturo Alessandri, en 1922; Gabriel González Videla en 1950; o Augusto Pinochet en 1975 se sentaron con otros diplomáticos chilenos y bolivianos a buscar una solución. Lo hicieron en los años 80 y lo hicimos a principios del siglo XXI con la agenda de los 13 puntos", recordó.

"Queremos sentarnos a dialogar con Chile nada más, pero tampoco nada menos", aseveró, defendiendo que en este siglo se debe "restituir lo que se ha obrado mal". "No podemos pedir cuentas a los muertos, somos nosotros los vivos quienes debemos superar los errores del pasado", añadió.

Tras estas palabras, Muñoz lamentó que Choquehuanca se hubiera referido al asunto y replicó durante su intervención en el pleno que "Chile siempre ha estado dispuesto a dialogar pero con pleno respeto hacia los tratados, porque eso es lo que permite la certeza jurídica, especialmente cuando se trata de tratados de límites, y existe uno entre nuestro dos países".