Asia

Corea del Norte lanza dos nuevos misiles

La Razón
La RazónLa Razón

El régimen de Corea del Norte siguió ayer con sus lanzamientos de misiles de corto alcance por tercer día consecutivo. En total, son ya cinco los proyectiles que disparó el régimen de Kim Jong-Un desde el sábado, tras unas semanas en las que se había rebajado el tono de las últimas amenazas bélicas.

En esta ocasión, los dos lanzamientos norcoreanos acabaron en aguas del Mar del Este, según informó un funcionario del Ministerio de Defensa surcoreano a la agencia Yonhap. "Estamos vigilando de cerca los movimientos del ejército norcoreano en caso de que se produzcan más", añadió el representante.

"Ya sean lanzamientos de prueba o una demostración de fuerza, Corea del Norte no debería llevar a cabo actos que aumenten la tensión", dijo Kim Jang-soo, director de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur. Mientras, Corea del Norte compara la descripción surcoreana de sus ejercicios como cuando "un ladrón clama llorando: ¡Pare al ladrón!".

Este tipo de lanzamientos son comunes en Corea del Norte, que los utiliza como amenaza contra las bases militares surcoreanas y estadounidenses y para empujar a concesiones económicas y diplomáticas, si bien Pyongyang defiende que son un "derecho legítimo de un país soberano hacer frente a las maquinaciones de Estados Unidos y Corea del Sur de iniciar una guerra nuclear". Sin ir más lejos, hubo otra prueba nuclear el pasado mes de marzo, sin embargo, en muchas ocasiones Corea del Sur no las hace públicos, por lo que muchos analistas especulan las razones para anunciar los lanzamientos en esta ocasión.

Estos nuevos proyectiles norcoreanos no han causado una gran preocupación en la comunidad internacional al ser de corto alcance, y tampoco mayores críticas fuera del discurso habitual que siguen desde Seúl o Washington cuando se producen este tipo de hechos. Las tensiones en la zona tuvieron su punto álgido el pasado mes de diciembre cuando Corea del Norte lanzó un misil de largo alcance, y también en febrero, cuando se atrevió con un ensayo nuclear subterráneo.

Recientemente, Estados Unidos participó en dos días de ejercicios navales conjuntos con Corea del Sur en el Mar Oriental con su portaaviones USS Nimitz, con capacidad para transportar unos 68 aviones y helicópteros, además de 6.000 hombres. En las maniobras hubo varios destructores de misiles guiados y cruceros realizando simulacros, causando gran malestar en Pyongyang. Además, Corea del Norte sentenció recientemente al estadounidense Kenneth Bae, quien trabajaba como operados turístico, a 15 años de trabajos forzados al acusarle de querer atacar al gobierno de Kim Jong-Un.