MENÚ
domingo 13 octubre 2019
14:18
Actualizado

La Gran Coalición en Alemania se tambalea: cuatro escenarios

La crisis de los socialdemócratas alemanes amenaza la Gran Coalición de Merkel

  • Angela Merkel, en una imagen de archivo / Reuters
    Angela Merkel, en una imagen de archivo / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

04 de junio de 2019. 12:32h

Comentada
Pedro G. Poyatos 4/6/2019

La Gran Coalición en Alemania entre conservadores (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) tras los continuos fracasos electorales que acumulan se debilita. Los últimos, las elecciones europeas del 26-M, cuando los socialdemócratas fueron superados por primera vez por Los Verdes. Noche aciaga para el SPD que, por primera vez en 73, perdió en su feudo hanseático de Bremen. El agotamiento del bipartidismo y el cansancio por la “GroKo”, que ha gobernado Alemania durante diez de los últimos catorce años, crean muchas dudas sobre su continuidad. Aquí explicamos cuatro posibles escenarios para la política alemana.

1. Agotar la legislatura. En vista de que democristianos (CDU) y socialdemócratas (SPD) perdieron en conjunto 18 puntos en las recientes elecciones europeas, ninguno de los socios de este matrimonio político de conveniencia desea en estos momentos un adelanto electoral. Los Verdes, según un sondeo de este pasado fin de semana, serían los más votados si se celebraran hoy elecciones, mientras que el SPD caería hasta el 12%, a solo un punto de la ultraderechista Alternativa para Alemania. Precisamente, el resultado de la AfD en los comicios regionales de Turingia, Brandeburgo y Sajonia en septiembre puede hacer cambiar de opinión a los socialdemócratas, que deben evaluar este otoño su participación en la Gran Coalición y valorar si les compensa continuar siendo fagocitados por Merkel, como alerta el líder de sus Juventudes, Kevin Kühnert.

2. La coalición Jamaica. La alianza entre Merkel, los liberales del FDP y Los Verdes era la fórmula deseada por los conservadores alemanes tras las elecciones federales de septiembre de 2017. Sin embargo, las diferencias entre los dos pequeños partidos precipitaron la ruptura de las negociaciones en noviembre y obligaron al SPD a abandonar su inicial desea de pasar a la oposición para recuperarse del peor batacazo de su historia, un 20,5% de votos. La posibilidad de volver a sentar en la mesa a CDU/CSU, FDP y verdes a mitad de legislatura tendría el reloj en contra, pues el nuevo Gobierno comenzaría a ejercer en plena precampaña para las elecciones generales de 2021. Además, los ecopacifistas no van a molestarse en ser socios menores en una alianza cuando tienen en las manos liderar el futuro Gobierno de Alemania tras su “sorpasso” a los socialdemócratas.

3. Gobierno en minoría. Si la reflexión interna del SPD lleva al partido de Willy Brandt a salir de la Gran Coalición, Merkel podría concluir su mandato liderando un Gobierno en minoría, algo inédito en la historia de la República Federal. La otra incógnita es saber si la canciller cumplirá su promesa de completar su cuarto mandato o dimitirá antes para dar paso a su sucesora al frente de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, más conocida como AKK.

4. Elecciones anticipadas. Como hemos dicho, no es el escenario deseado por los dos grandes partidos, que necesitan tiempo para fortalecer sus nuevos liderazgos antes de pasar por las urnas. Además, tras la inestabilidad que caracterizó a la República de Weimar, la Constitución alemana es muy estricta a la hora de disolver el Bundestag (Parlamento federal). De hecho, no es el canciller, sino el presidente, quien tiene esta potestad legal tras constatar, por ejemplo a través de una cuestión de confianza, que el Ejecutivo ya no cuenta con mayoría en la Cámara.

Últimas noticias