Desmantelan una célula de al Qaeda para el Magreb en el noroeste de Túnez

Un grupo de siete activistas de la organización terrorista al Qaeda para el magreb islámico (AQMI) ha sido desmantelado por las fuerzas de seguridad tunecinas y pasaron a disposición judicial, según informó hoy el portavoz del Interior.

Según informó el portavoz del Ministerio del Interior, Jaled Tarruche, dos, de las cuatro personas, fueron detenidas el pasado jueves en un control rutinario en los alrededores del pueblo de Fernana, a 12 kilómetros de la frontera con Argelia, mientras viajaban en coche.

Dos de los ocupantes del vehículo se dieron a la fuga; y en el interior del mismo se hallaron cuatro maletas con material eléctrico y componentes explosivos así como documentos.

Durante los interrogatorios los dos detenidos confesaron su pertenencia a un grupo de extremistas islámicos de la corriente salafí yihadista cuya misión era captar acólitos para aprovisionar a Al Qaeda del Magreb Árabe (AQMI).

Tarruche añadió que la red se instaló en las provincias de Jenduba y El Kef, más al sur, fronterizas con Argelia.

Las fuerzas de seguridad que continuaron peinando la zona fronteriza de forma intensiva detuvieron a otros cinco miembros de la red que fueron capturados en posesión de armas de fuego y blancas balas, uniformes militares y mapas.

Los siete miembros del AQMI han sido puestos a disposición judicial.

Este es el segundo caso de enfrentamientos con salafistas yihadistas que se produjo esta semana después de que el pasado lunes otro grupo fuera localizado y en la refriega murió un agente de la Guardia Nacional tunecina en la región de Kaserín.