Política

Disuasión y cooperación, mensaje de Obama a los presidentes centroamericanos

El presidente de EE.UU., Barak Obama, expondrá el viernes a sus homólogos de Guatemala, Honduras y El Salvador un mensaje de disuasión y a la vez de cooperación por la avalancha de menores centroamericanos que llegan solos al país.

Según dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, el mensaje del Gobierno estadounidense es claro: EE.UU. no acogerá a los menores que entran ilegalmente, "los devolveremos", aunque sin dejar de contemplar el asilo para "los casos de niños en riesgo cuando sea procedente".

El portavoz se refirió a la petición de Washington encaminada a frenar la salida de los niños de sus países, a través de campañas "en español"que incentiven a las familias a no enviar a sus hijos exponiéndolos a los riesgos de las organizaciones criminales.

Con la reunión del viernes, "los esfuerzos de la Administración se encaminan a paliar la crisis de los niños en la frontera y discutir las soluciones a largo plazo", reafirmó el portavoz.

Igualmente, el Gobierno de Obama aunará esfuerzos "para incentivar la cooperación en materia de justicia, seguridad y economía"con los países centroamericanos.

Este encuentro se celebra tras una serie de conversaciones telefónicas y recientes visitas del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y del secretario de Seguridad, Jeh Johnson, a esos países, origen de la inmigración irregular.

Según datos oficiales, en los últimos diez meses el número de menores que atraviesan la frontera sur de EE.UU. ha superado los 57.000, la mayoría procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, y esta cifra podría alcanzar los 100.000 menores a fines de 2014.