Política

El asesino del Museo Judío de Bruselas fue carcelero de periodistas occidentales en Siria

El terrorista detenido por asesinar el pasado mes de mayo a cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas, Mehdi Nemmouche, ha sido identificado este sábado por la prensa francesa como uno de los carceleros del Estado Islámico que custodiaba a periodistas occidentales secuestrados.

La información la han publicado este sábado 'Le Point', 'Le Monde' y 'Libération' y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha informado que la Policía tiene "pruebas que apuntan que podría ser el carcelero de nuestros rehenes", en referencia a los periodistas franceses Didier Franois, Edouard Elias, Nicolas Hénin y Pierre Torres.

Los cuatro fueron puestos en libertad tras diez meses de cautiverio. "Dejemos que la justicia haga su trabajo. Este funesto personaje debe ser juzgado y lo será", ha añadido Cazeneuve.

Nemmouche habría sido además carcelero del periodista estadoundiense James Foley, asesinado el pasado 20 de agosto y cuya ejecución por decapitación conmovió al mundo. Foley fue ejecutado en represalia por los bombardeos estadounidenses contar el Estado Islámico en el norte de Irak.

Al parecer, Nemmouche, de nacionalidad franco-argelina, abandonó la zona de Siria e Irak el pasado mes de febrero para viajar a Malasia y posteriormente regresó a Europa, donde perpetró el ataque contra el Museo Judío de Bruselas, en el que parece que actuó solo.