Publicidad
Publicidad
Actualidad

El Daesh designa un jefe para preparar atentados en Francia

Los estadios son «objetivos blandos» por su carácter indiscriminado

El cabecilla yihadista Abu Ahmad, es el «cerebro» de los ataques que el Estado Islámico, el Daesh, intentará cometer contra la celebración de la Eurocopa de fútbol, que se inicia el viernes en Francia, según fuentes antiterroristas.

Publicidad

El cabecilla yihadista Abu Ahmad, un individuo que no ha sido identificado, es el «cerebro» de los ataques que el Estado Islámico, el Daesh, intentará cometer contra la celebración de la Eurocopa de fútbol, que se inicia el viernes en Francia, según fuentes antiterroristas. Este individuo compartía con Abdelhamid Abaaoud, abatido tras los atentados de París de noviembre pasado, la jefatura de «acciones en el exterior».

Las Servicios de Información internacionales cuentan con suficientes datos que avalan que el mencionado evento deportivo forma parte de lo que el Estado Islámico denomina «objetivos blandos». Es decir, causar el mayor número de muertos, en grandes concentraciones de personas, sin importar si se trata de mujeres, niños u hombres. Declaraciones efectuadas por yihadistas tras ser detenidos; documentación encontrada en su poder y de otros que se suicidaron, como los que perpetraron los atentados de Bruselas, acreditan que desde hace casi dos años el Estado Islámico ha colocado a la Eurocopa entre sus objetivos prioritarios.

El citado Abaaoud había enviado durante el verano de 2015 a dos de los miembros de su «batallón», integrado por un centenar de individuos, para que buscaran objetivos y prepararan la información sobre ellos, en especial estadios de fútbol en Francia. El 15 de junio de ese año, y gracias a los datos aportados por la Guardia Civil, fue arrestado en Polonia Abdeljalil Ait el Kais, «Abu Chaima», de origen marroquí.

Según las investigaciones realizadas, este individuo, junto con otro de la misma nacionalidad, llamado Hame Mera, habían salido de Siria con destino a Europa por orden de Abaaoud Reda, tras ser arrestado por la Policía francesa, confesó que la intención de ambos era la preparación de acciones terroristas en Europa.

Publicidad

Ambos revelaron la existencia del mencionado campo de entrenamiento de combatientes europeos, en el que se adiestraron un centenar de FTFs (Foreign Terrorist Fighters). Habían sido seleccionados porque disponían de sus pasaportes originales europeos, lo que les otorgaba una mayor libertad de movimientos.

Pero hay más evidencias sobre las intenciones del Daesh contra la Eurocopa. El pasado mes de diciembre, fueron detenidos en Austria dos presuntos terroristas cuyo objetivo inicial era haber participado en los atentados de París. Se trata de Adel Haddadi y Muhamad Husman, que se habían reunido en septiembre del año pasado en Raqa (Siria) con Abu Ahmad (Abaaoud ya estaba en Europa preparando los atentados de París y Bruselas). Lograron llegar al continente mezclados entre los refugiados y terminaron, tras ser interceptada la barcaza en la que viajaban por la Marina griega, en un campo de refugiados, donde detectaron que sus pasaportes eran falsos. Por ello, no pudieron participar en la masacre de París. Después de tres semanas de internamiento, fueron puestos en libertad.

Publicidad

Ambos habían restablecido contacto con su jefe, Abu Ahmad, que les envió 2.000 euros, con los que habían adquirido billetes de tren para viajar a París, se supone que no con fines turísticos.

Una tercera evidencia es que los terroristas yihadistas que cometieron los atentados de Bruselas planeaban una acción criminal en Francia durante la Eurocopa, según se desprende de las declaraciones de uno de ellos arrestado por la Policía belga.