El Ejército alerta del «colapso» de Egipto por la ola de violencia

CAZA DE BRUJAS. El fiscal general egipcio ordenó ayer el arresto del grupo opositor Back Bloc, que ha surgido a raíz del aniversario de la revolución
CAZA DE BRUJAS. El fiscal general egipcio ordenó ayer el arresto del grupo opositor Back Bloc, que ha surgido a raíz del aniversario de la revolución

El Ejército egipcio volvió ayer al campo de la batalla política al advertir de que la crisis que vive el país puede llevar al colapso del Estado. El ministro de Defensa, Abdel Fatah al Sisi, hizo un llamamiento al diálogo en su página de Facebook, asegurando que las discrepancias entre las fuerzas políticas amenazan el futuro de Egipto. Por el momento, la principal alianza de partidos opositores, el Frente de Defensa Nacional, ha rechazado negociar con el presidente Mursi, que no consigue gestionar la crisis ni en el plano político ni en las calles. El último balance oficial de víctimas es de 51 muertos y unos 1.200 heridos tras cuatro días de violencia intermitente en varias provincias. En Suez, donde Mursi declaró el estado de emergencia durante 30 días, la situación permanece tensa y los ciudadanos, desafiantes: el lunes, a las 9 de la noche, miles de personas se manifestaron contra el Gobierno y el toque de queda que entró en vigor a esa hora. El Ejército es el encargado de que se respete, pero por ahora no lo ha impuesto por la fuerza. Al Sisi dejó claro que su prioridad es asegurar el Canal de Suez, importantísimo desde el punto de vista económico y estratégico. Los disturbios remitieron ayer en El Cairo, pero Tahrir sigue en pie de guerra.