Política

El Ejército israelí mató a 210 milicianos en 16 días de operación en Gaza

El Ejército israelí dijo hoy que sus fuerzas mataron en Gaza a unos 210 milicianos palestinos desde que comenzó la operación "Margen protector"hace dieciséis días e indicó que en la Franja quedan aún unos 4.500 cohetes de distintos tipos. "En las últimas horas 30 terroristas han sido abatidos lo que suma un total de unos 210", manifestó el teniente coronel Peter Lerner en su rueda de prensa matutina con medios de comunicación extranjeros, en la que expresó no iba a hacer cometarios sobre las bajas civiles palestinas.

Lerner relató que los combates se desarrollan en varios puntos de Gaza pero que hasta esta mañana el barrio de Shahaiya seguía siendo uno de los focos más difíciles.

"Encontramos gran resistencia. Seguimos con los esfuerzos para destruir los túneles y Hamás trata de protegerlos a todo coste. Hasta ahora hemos encontrado 28 con más de 60 bocas y una parte ya han sido demolidos", señaló sobre la situación en el terreno.

Dos soldados israelíes murieron en las últimas horas, uno por disparos de un francotirador en esa zona, donde el contacto entre milicianos palestinos y soldados israelíes se produce muchas veces a menos de un metro de distancia.

A causa de los combates y de los constantes bombardeos israelíes decenas de miles de civiles han abandonado ese barrio del este de Gaza capital -donde los dos primeros días murieron casi un centenar de palestinos y medio millar resultaron heridos- y han agravado el problema de los desplazados en una Franja donde los muertos ascendían hoy a mas de 600, la mayoría civiles, y los heridos superaban los 4.000.

En el barrio de Shahaiya han caído también una parte considerable de los 29 militares israelíes muertos, entre ellos varios altos mandos, desde que comenzó la fase terrestre de la operación "Margen protector", hace seis días.

Entre la población civil israelí hay otros dos muertos y decenas de heridos.

Además, 160 soldados israelíes resultaron heridos, entre ellos, en las últimas horas 3 de forma crítica, 9 graves y 8 leves.

Sigue en condición formal de "desaparecido"-y extraoficial de "muerto"- el soldado Orón Shaul, de 21 años, que Hamás reivindica haber capturado en un choque en Shahaiya la madrugada del sábado al domingo pasados.

"Seguimos explorando allí las fortificaciones de Hamás, tanto subterráneas como en superficie. Shahaiya ha resultado ser una posición fortificada que Hamás está decidido a defender. Allí hemos encontrado también más y más lanzaderas de cohetes", explicó el portavoz.

Y precisó que las fuerzas israelíes han destruido hasta ahora, desde el aire y por tierra, unos 3.500 cohetes.

"Han lanzado 2.159 (459 fueron interceptados en vuelo), por lo que les quedarían aún unos 4.500", agregó.

Los palestinos lanzaron ayer 97 cohetes contra Israel, una cifra ligeramente inferior al promedio diario de las últimas dos semanas pero logrando un impacto inesperado.

La inmensa mayoría de las aerolíneas que vuelan a Israel han suspendido sus vuelos a Tel Aviv después de que un cohete de largo alcance M75 cayera en la vecina ciudad de Yehud, a menos de un kilómetro y medio de las pistas del aeropuerto.

Sobre las actividades de la Fuerza Aérea israelí, Lerner señaló que el Ejército había bombardeado ayer unos 200 blancos en Gaza, entre ellos la vivienda del jefe del brazo armado de Hamás, Mohamed Deif, que no se hallaba en el lugar.

La aviación israelí de guerra ha llevado a cabo en 16 días un total de 3.250 misiones.