El extraño robo a un rival sacude al kirchnerismo

Un policía asalta la casa del candidato opositor Sergio Massa

Cristina Kirchner, ayer, durante una reunión de la ONU en Nueva York
Cristina Kirchner, ayer, durante una reunión de la ONU en Nueva York

BUENOS AIRES- Un extraño robo en la casa del principal candidato de la oposición, Sergio Massa, ha trastocado las elecciones legislativas en Argentina, previstas para el 27 de octubre. El político rival del kirchnerismo sufrió un asalto en su domicilio en Tigre, en la provincia de Buenos Aires, el pasado 20 de julio, durante el cual le fueron sustraídos dinero, joyas y varias memorias portátiles. Massa, que fue jefe de gabinete de la presidenta Cristina Fernández, se convirtió en candidato opositor por el Frente Renovador de cara a los comicios a diputado de este año y constituye un serio peligro para las aspiraciones del oficialismo.

El escándalo se ha organizado porque hay quien sostiene que todo fue un simulacro de asalto organizado por el propio Massa para favorecer sus aspiraciones políticas. En este sentido, miembros del Gobierno expresaron ayer sus dudas, tras ver las imágenes del hurto grabadas por las cámaras de seguridad, de que sea un robo en toda regla. En el lado contrario están los que piensan que es una maniobra orquestada por el oficialismo, ya que en el asalto desaparecieron documentos. «Si alguien pensaba que con esto nos íbamos a asustar, se equivoca», dijo el dirigente opositor.

Massa ocultó el incidente en un primer momento para no enturbiar su campaña política, ya que uno de los logros de los que ha presumido es del éxito en su combate contra la inseguridad. De hecho, el suceso fue aireado por la Prensa.

La grabación muestra a un individuo identificado como Alcides Díaz Gorgonio, que trabaja como suboficial de Policía de la Secretaría de Seguridad, entrando armado en la casa con suma tranquilidad. El ladrón disparó, con un arma calibre 22 con silenciador, contra una cámara de seguridad antes de llevarse dinero en pesos y en dólares y «pendrives» con información de la gestión del político.

Sin embargo, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, ha denunciado que el supuesto ladrón fue también un cercano colaborador de Massa, lo que confirmaría la tesis de que se trata de una maniobra del político para fortalecer su candidatura a diputado. «Esto es una operación. En la Policía bonaerense nadie sabe quién hizo el allanamiento. Hay muchas cosas raras», dijo el secretario de Seguridad, quien añadió: «No se nos olvide que Massa se vende a la sociedad como un sheriff tecnológico».

El dirigente opositor descartó cualquier vínculo entre el robo y la campaña electoral y defendió que el ladrón fue detenido gracias a las cámaras de seguridad que instaló durante su gestión en Tigre. También explicó que él conocía al funcionario Díaz Gorgonio porque éste había trabajado en la seguridad privada del barrio hacía cuatro años.

La esposa del candidato del Frente Renovador aseguró que «es una falta de respeto del Gobierno nacional» que diga que el robo sufrido en su casa podría favorecer la candidatura de su esposo. Malena Galmarini sostuvo que el hecho puso «en riesgo» a sus hijos y se preguntó: «¿Quién puede ser el hijo de puta que puede creer que esto me benefició?». El escándalo estalla a cinco días de las primarias en las que los partidos elegirán a sus candidatos a diputados.