Política

El Gabinete israelí, dividido sobre el tipo de respuesta al asesinato

El gabinete israelí mantuvo anoche una tensa reunión al discutir el tipo de respuesta al asesinato de tres estudiantes judíos desaparecidos el 12 de junio en Cisjordania, en la que los ultranacionalistas criticaron al Ejército y exigieron una acción más dura.

Medios israelíes informan hoy de que el ministro de Finanzas y líder del partido ultranacionalista y pro colono Habayit Hayeudi, Naftalí Bennett, mostró su enfado y su descontento con las opciones presentadas por el alto mando militar, que consideraba tibias.

A Bennett le parecía insuficiente la propuesta del mando castrense de bombardear "posiciones vacías"del movimiento islamista Hamás, al que Israel responsabiliza del asesinato y secuestro de los jóvenes, revela el diario "Yediot Aharonot", uno de los más leídos de Israel.

Por contra, el propio ministro de Defensa, Moshe Yaalon, y sus colegas de Economía, Yair Lapid, y de Justicia, Tzipi Livni, defendieron medidas más mesuradas.

La reunión se prolongó por espacio de tres horas y concluyó sin ninguna decisión definitiva al respecto, más allá del intenso bombardeo sobre Gaza, y con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, apostando por una respuesta dura, aunque sin concretar su naturaleza, señala la publicación.

Una segunda reunión del gabinete está convocada para la tarde de este martes.

Esta misma mañana, el Ejército israelí confirmó que está evaluando su próximo operativo contra Gaza -bastión de Hamás- después de que anoche bombardeara 34 posiciones del movimiento islamista y del grupo radical palestino "Yihad Islámica"en la Franja, sin causar víctimas.

Anoche, el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, pidió desconfiar de la versión de Israel y advirtió al primer ministro que si emprende una guerra en la Franja "se le abrirán las puertas del infierno".

Israel también responsabiliza del crimen a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por su reciente reconciliación con Hamás y le ha exigido que rompa el gobierno de unidad nacional formado el pasado 2 de junio con el apoyo del movimiento islamista.

Los tres jóvenes, Eyal Yifrach, de 19 años, y Gilad Shaer y Naftali Frenkel, ambos de 16, desaparecieron el pasado 12 de junio cuando hacían autostop a la salida de la escuela religiosa en un cruce cercano al bloque de colonias de Gush Etzion y la ciudad palestina de Hebrón.

Sus cuerpos sin vida, al parecer tiroteados, fueron hallados ayer en un descampado cercano a esta ciudad palestina, sepultados bajo un montón de piedras, no muy lejos de donde fueron secuestrados.

El Ejército israelí mantiene ahora sellada la zona y busca a los dos presuntos autores del asesinato, a los que ha identificado como Amer Abu Aysha, de 33 años, y Marwan Kawasme, de 29 años, ambos miembros del ala militar de Hamas.

Investigadores tratan de determinar, por su parte, si ambos actuaron por iniciativa propia o siguiendo las directrices del grupo.