Eslovenia pide a la UE el envío de policías para hacer frente a la llegada de refugiados

La Policía controla a un grupo de inmigrantes en la frontera entre Croacia y Eslovenia.
La Policía controla a un grupo de inmigrantes en la frontera entre Croacia y Eslovenia.

El Parlamento de Eslovenia aprueba dar al Ejército poderes para ayudar a la Policía a proteger la frontera, en medio de la crisis migratoria en el continente.

El Gobierno de Eslovenia ha solicitado a la Unión Europea (UE) el envío de fuerzas policiales para hacer frente a la llegada de inmigrantes desde Croacia, tal y como ha indicado la ministra del Interior, Vesna Gyorkos Znidar.

Znidar ha subrayado que las autoridades eslovenas "esperan la máxima asistencia a nivel de personal, equipamiento y asistencia financiera", según ha informado la cadena de televisión RTV Slovenia.

Las palabras de la ministra del Interior eslovena han tenido lugar antes del encuentro con el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avamopulos, con quien está previsto que trate dicha petición.

El Parlamento de Eslovenia aprobó el miércoles la propuesta del Gobierno para dar al Ejército poderes para ayudar a la Policía a proteger la frontera, en medio de la crisis migratoria en el continente. Así, el Ejército contará con poderes adicionales durante un periodo limitado de tiempo, que no será de más de tres meses pero que podrá ser prolongado posteriormente.

El Gobierno propuso el martes enmendar la Ley de Defensa, que contempla que, bajo determinadas condiciones, el Parlamento puede definir "tareas adicionales"del Ejército, lo que permitiría a las Fuerzas Armadas ayudar a la Policía a controlar y proteger la frontera y mantener el orden.

En su comunicado, recordó que Eslovenia "es el país más pequeño en la ruta migratoria de los Balcanes, y cuenta con capacidades limitadas, tanto en cuanto a la eficiencia del control de fronteras como en la entrega de atención a los inmigrantes".

"Eslovenia invita a los estados miembro de las instituciones europeas a participar activamente para hacer frente a la carga desproporcionada a la que hace frente nuestro país. Desde la perspectiva de Eslovenia, es una prueba a la solidaridad europea", remachó.