Internacional

La ex primera dama Sandra Torres gana la primera vuelta en Guatemala

Su victoria con el 25% de los votos hará necesaria una segunda convocatoria el 11 de agosto

La ex primera dama Sandra Torres gana la primera vuelta en Guatemala

Publicidad

Con el 97% de las papeletas escrutadas, Guatemala ya sabe que la socialdemócrata y exprimera dama Sandra Torres, y el aspirante de centroderecha Alejandro Giammattei pelearán por la Presidencia en una segunda vuelta electoral, que se celebrará el próximo 11 de agosto.

Los resultados preliminares divulgados este lunes por el Tribunal Supremo Electoral, que tienen que ser ratificados por la entidad después de resolver las impugnaciones, señalan que Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), logró un 25,27% de los votos (1.095.463).

Publicidad

En segundo lugar quedó Giammattei, aspirante a la primera magistratura por el partido Vamos, quien logró un 13,93% de los apoyos (583.564), cifra con la que superó a su más inmediato perseguidor durante todo el recuento, el exjefe de Gabinete de la Secretaría General de la ONU y aspirante por el partido de centro Humanista, Edmond Mulet, tercero con un 11,18%.

Publicidad

De mantenerse esta tendencia, Torres, que busca por tercera vez la primera magistratura de Guatemala, no alcanzaría la mayoría suficiente (la mitad más uno de los votos) para ganar la Presidencia en la primera vuelta, por lo que tendría que ir a una segunda el próximo 11 de agosto con el segundo candidato más votado.

Los resultados, publicados en la página del Tribunal Supremo Electoral, señalan que siguiendo a Giammattei está el exjefe de Gabinete de la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y aspirante por el partido de centro Humanista, Edmond Mulet, quien lleva el 11,66% de los sufragios (419.118 votos).

En cuarta posición continúa la única aspirante indígena y defensora de derechos humanos Thelma Cabrera, que con el partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP, izquierda) obtiene el 10,56% de los apoyos (379.595 votos). En quinto lugar está el hijo del expresidente Álvaro Arzú, Roberto Arzú, quien logra el 6,33% de los votos (227.386 sufragios) con la coalición ultraconservadora PAN-Podemos.

Publicidad

Sandra Torres, mientras continúa el recuento, aseguró este lunes que el país no está para “más aventuras políticas” y pidió a los votantes de la segunda vuelta electoral que consideren su “experiencia” y “amor por Guatemala”. Al llegar al centro de cómputo del Tribunal Supremo Electoral, tras saber que encabezaba los resultados preliminares, la candidata de Unidad Nacional de la Esperanza subrayó que no era ninguna “improvisada”, pues su proyecto político “se viene trabajando desde hace muchos años”. En cambio, sentenció que haber improvisado anteriormente “nos ha llevado a tener los resultados que hoy por hoy tenemos” e insistió en que “Guatemala no está para más aventuras políticas”.

Legislativas y municipales

Cuesta pensar que los guatemaltecos acudan a las urnas con ilusión, tras gobiernos fallidos de izquierda y derecha que tan solo han dejado un rastro de corrupción que «carcome la médula espinal» de la sociedad cada día más pobre y amenazada por la violencia, herencia de la guerra civil y la dictadura de los 80. Además del presidente y el vicepresidente de la República, los guatemaltecos elegían a los 160 diputados al Congreso, 20 al Parlamento centroamericano y 340 corporaciones municipales. Más de ocho millones de guatemaltecos estaban llamados a acudir a las urnas ayer. En total, estaban habilitados 2.932 centros de votación.

El domingo, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, acudió a votar con un llamamiento a la «paz» y la «armonía» para evitar incidente, que ya provocaron la suspensión de los comicios en un municipio del país por amenazas a la junta electoral. Y es que el ministro de Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, anunció durante una conferencia que los comicios se suspendieron en el municipio de San Jorge, en el departamento de Zacapa, por amenazas de un grupo de vecinos a los integrantes de la mesa electoral.