Publicidad
Publicidad
Actualidad

Hungría amenaza con dejar pasar «sin control» a todos los refugiados hacia Europa

«El canciller austríaco ha dicho que si sólo podemos pararlos con vallas, mejor dejarlos pasar y es algo que debemos considerar», afirma el primer ministro húngaro, Viktor Orbán.

Publicidad

El primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, advirtió hoy de que su país podría acabar permitiendo el paso sin control por su territorio de todos los refugiados que quieren llegar a Alemania y otros países ricos de Europa.

"El canciller austríaco (Werner Faymann) dijo claramente que si sólo podemos pararlos (a los refugiados) con vallas, mejor dejarlos pasar. Es algo que debemos considerar", dijo Orbán tras la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que terminó esta madrugada en Bruselas, en declaraciones recogidas hoy por la prensa local.

El Gobierno húngaro ha sido muy criticado por sus socios europeos, entre ellos Austria, por recurrir a la construcción de vallas para detener físicamente la llegada de refugiados de Oriente Medio y Asia.

Hungría ha cerrado así su frontera con Serbia, por la que entraban miles de refugiados cada día hasta el martes pasado, y está terminando otra en la linde con Croacia, país al que se ha desviado el flujo migratorio al no poder entrar en suelo húngaro.

Publicidad

Orbán aseguró que Hungría tiene dos opciones: o proteger sus fronteras con vallas o dejar pasar a los refugiados hacia Austria y Alemania.

Actualmente, Hungría sigue recibiendo cada día a miles de refugiados desde Croacia, que siguen luego su camino hacia la frontera austríaca y luego hacia Alemania, el destino favorito de la mayoría.

Publicidad

Por otra parte, Orbán lamentó que los líderes europeos no hayan tenido la valentía de decidir medidas para proteger las fronteras exteriores de la UE en Grecia y evitar así la llegada de refugiados.

"No hubo valentía para ello", agregó Orbán, que había propuesto el envío de una fuerza militar conjunta europea para defender la frontera griega, ante lo que considera la incapacidad de ese país para detener solo la llegada de inmigrantes.

Las autoridades húngaras han interceptado en lo que va del año a más de 220.000 refugiados que entraron en el país de forma ilegal. La inmensa mayoría siguieron luego su camino hacia Europa Occidental.