MENÚ
viernes 26 abril 2019
01:21
Actualizado

Sánchez da instrucciones para que España acoja el barco Aquarius

El destino de este barco será el puerto de Valencia, previa coordinación con la Generalitat valenciana

  • Inmigrantes en una lancha son rescatados por el barco “Aquarius” de la ONG SOS Mediterranee. REUTERS/Tony Gentile/File Photo
    Inmigrantes en una lancha son rescatados por el barco “Aquarius” de la ONG SOS Mediterranee. REUTERS/Tony Gentile/File Photo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de junio de 2018. 17:32h

Comentada
F. Philippart/A.L.S..  Madrid. 10/6/2018

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado instrucciones para que España "cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias" y acoja al barco Aquarius, en el que se encuentran más de 600 personas abandonados a su suerte en el Mediterráneo.

El Gobierno informa en un comunicado de la decisión del jefe del Ejecutivo y adelanta que el destino del buque será el puerto de Valencia.

«Por esta razón, es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional», reza el comunicado.

El Ejecutivo está en coordinación con la Generalitat valenciana para la llegada del buque, barco Aquarius de la ONG francesa Sos Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo y cuya entrada en Italia ha sido denegada por las autoridades de ese país.

Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, informaba a los periodistas antes de participar en un almuerzo del Club Siglo XXI de que había dado su autorización a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, para que el puerto de Valencia acoja al Aquarius.

Sánchez da instrucciones para que España acoja el barco Aquarius

Puig ha subrayado que se trata de razones humanitarias y ha lamentado que el barco esté, en estos momentos, "abandonado" en el Mediterráneo de forma "profundamente injusta".

Entre los 629 inmigrantes que viajan en el barco, que ha pasado la noche con los motores parados a 35 millas de Italia y 27 de Malta, hay 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas, rescatados en la jornada de ayer.

Los alcaldes italianos que se habían ofrecido

Los alcaldes de las ciudades costeras de Nápoles, Palermo, Messina, Reggio Calabria y Taranto habían ofrecido sus puertos para recibir al buque, según informó el diario 'Il Fatto Quotidiano'. El alcalde de Nápoles, Luigi di Magistris, había manifestado su disposición a acoger a los migrantes y había lamentado la decisión del ministro del Interior, Matteo Salvini, de cerrar los puertos italianos a la llegada de este buque especializado en rescate de personas en el Mediterráneo.

"Si un ministro sin corazón deja morir en el mar a mujeres embarazadas, niños, ancianos, seres humanos... El puerto de Nápoles está preparado para acogerlos", había afirmado el primer edil de Nápoles, en un comunicado. "Somos humanos con un corazón grande. Nápoles está preparado, sin dinero, para salvar vidas humanos", ha añadido.

Por su parte, Leoluca Orlando, el alcalde de Palermo, capital de isla italiana de Sicilia, había dejado claro que está dispuesto a recibir a los inmigrantes y refugiados y ha criticado a Salvini por cerrar las puertas a esos 600 rescatados. "Palermo, la ciudad cuyo nombre dice que es "toda un puerto" ha sido y siempre será dispuesta a acoger los barcos, sean civiles o militares, que estén trabajando en salvamento de vidas en el Mediterráneo.

En línea similar se había expresado el alcalde de Messina, Renato Accorinti, que había subrayado que su puerto "está abierto" para llegada del barco con los migrantes. El primer edil de Reggio Calabria, Guiseppe Falcomatá, también ha querido dejar claro que su ciudad está "disponible como siempre" para acoger al barco con los desplazados.

Desde Taranto, su alcade, Rinaldo Melucci, había afirmado que todos los residentes están "preparados para abrazar a cada persona cuya vida está en peligro".

Los alcaldes de las localidades portuarias italianas respondieron así a la decisión del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, de ordenar el cierre de los puertos italianos al 'Aquarius', argumentando que está siguiendo el ejemplo de otros países europeos, España entre ellos, para combatir "el tráfico humano".

"Francia está devolviendo a la gente en la frontera, España defiende con armas su frontera, Malta no acepta a nadie. Desde hoy, Italia también va a empezar a decir 'no' al tráfico de personas, y 'no' a la inmigración ilegal", aseguró Salvini, en un mensaje publicado en su Facebook para anunciar su decisión.

El barco de salvamento 'Aquarius' transporta más de 600 inmigrantes rescatados en las aguas del Mediterráneo, entre ellas 11 niños y siete mujeres embarazadas.

El nuevo ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, reclamó ayer a las autoridades de Malta que dejen entrar en sus puertos al barco de la ONG Sos Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo, y advirtió de que no autorizará el desembarco de ese buque en Italia.

Según informan medios locales italianos, Salvini, líder de la ultraderechista Liga Norte, envió una carta urgente a las autoridades maltesas en la que explica que el barco Aquarius de Sos Méditerranée, con personal de Médicos sin Fronteras, se encuentra a 43 millas de Malta, por lo que tenían la obligación de hacerles desembarcar.

Salvini realizó esta petición después de que hace unos días 232 inmigrantes rescatados por la ONG alemana "Sea Watch" que llegaron al puerto de Reggio Calabria después de 4 días en el mar al recibir la negativa de desembarcar por parte de las autoridades de Malta.

"Una ONG que bate una bandera holandesa o alemana pasa delante de Malta saludando y llega a Italia" para desembarcar a inmigrantes, denunció Salvini, que prometió que esto no volvería a pasar.

Últimas noticias