La campaña del referéndum sobre la UE arranca con un cruce de acusaciones

Boris Johnson, alcalde de la capital británica y cabeza visible del grupo "Vote Leave"(Vote por salir), abrió su campaña en Manchester

El alcalde de Londres, Boris Johnson, participa en un acto en contra de la Unión Europea en Manchester.
El alcalde de Londres, Boris Johnson, participa en un acto en contra de la Unión Europea en Manchester.

La campaña electoral del referéndum sobre la UE que se celebra el 23 de junio arrancó hoy en el Reino Unido con un cruce de acusaciones entre los dos grupos que defienden, respectivamente, la permanencia y el 'brexit'.

La campaña electoral del referéndum sobre la UE que se celebra el 23 de junio arrancó hoy en el Reino Unido con un cruce de acusaciones entre los dos grupos que defienden, respectivamente, la permanencia y el 'brexit'.

Las organizaciones "El Reino Unido, más fuerte en Europa"y "Vote por salir", designadas por la Comisión Electoral como representantes oficiales de las dos posiciones del debate, se apresuraron a exponer sus argumentos, en los que sin duda insistirán en las próximas semanas.

En representación del primer grupo -abanderado por el primer ministro, el conservador David Cameron-, el exministro laborista Alistair Darling acusó a sus rivales euroescépticos de plantear "un futuro de fantasía", en el que el país conserva "todas las ventajas de estar en Europa sin ser parte del mercado único".

"Como país cuya recuperación económica a largo plazo depende de la salud de nuestras exportaciones y de que nuestra regulación sea atractiva para los inversores, sería una cesión de poder colosal separarnos del mayor socio comercial, aumentar la incertidumbre, erigir barreras comerciales y disminuir nuestra influencia", manifestó en un discurso en Londres.

Boris Johnson, alcalde de la capital británica y cabeza visible del grupo "Vote Leave"(Vote por salir), abrió su campaña en Manchester (Inglaterra) con un discurso ante unas 300 personas en el que afirmó que votar por el 'brexit' es hacerlo por la "independencia"del Reino Unido.

El político "tory"criticó la pertenencia a un "club"que le cuesta al Reino Unido 10.000 millones de libras (12.500 millones de euros), según afirmó, y le impide controlar las fronteras y la "democracia".

Johnson afirmó que los británicos "no tienen idea de hasta qué punto la Unión Europea invade todas las áreas"de sus vidas y criticó a los "burócratas"de Bruselas que "no han sido elegidos".

Mientras tanto, el líder del eurófobo partido UKIP y que secunda la campaña de Johnson, Nigel Farage, acusó al jefe del Gobierno de querer ocultar documentos que demuestran el capital que este país aporta al bloque comunitario.

También tachó a Barack Obama, que visitará al Reino Unido la semana próxima, de ser el presidente de los Estados Unidos "más antibritánico"de la historia, después de que este se haya manifestado a favor de la permanencia.

"Gracias a Dios, este presidente, el más antibritánico que jamás haya habido, no ocupará el cargo durante mucho más tiempo, y espero que sea sustituido por alguien más sensato cuando se trata de las relaciones comerciales con este país", afirmó.

En este inicio de campaña, que concluirá el 23 de junio, la Comisión Electoral ha advertido de que todos los participantes deben respetar el tope de gasto establecido, que asciende a 7 millones de libras (unos 8,8 millones de euros) para los dos grupos oficiales.

El director de Financiación de elecciones y partidos del organismo, Bob Posner, declaró que "hoy marca una de las fechas más importantes del calendario del referéndum"y "es crucial que todos los que quieran hacer campaña conozcan las normas y las cumplan".

Pueden hacer campaña cualquier individuo u organización con residencia legal en el Reino Unido y solo deben registrarse con la Comisión quienes vayan a gastar más de 10.000 libras (12.500 euros).

En el referéndum, el electorado deberá responder a la siguiente pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o salir de la Unión Europea?"

Las posibles respuestas son dos: "Permanecer como miembro de la Unión Europea"y "Salir de la Unión Europea".

El recuento de los votos empezará al cierre de los colegios electorales y el resultado de la consulta se dará a conocer el 24 de junio en Manchester (norte de Inglaterra).

Según una encuesta difundida hoy por ITV, los partidarios de la permanencia y los de la salida están prácticamente empatados, pues un 40 % votaría por permanecer en la UE y un 39 % por abandonar el bloque comunitario, con un 21 % de indecisos.