La Casa Blanca defiende que la reforma migratoria de Obama «encaja perfectamente en los límites de su autoridad»

La Casa Blanca ha defendido este martes que la reforma migratoria impulsada por el presidente estadounidense, Barack Obama, "encaja perfectamente en los límites de su autoridad", después de que la justicia haya decidido mantener el bloqueo a la misma.

"Hoy, dos jueces del Quinto Circuito han elegido malinterpretar los hechos y la ley negando la petición del Gobierno"de levantar la suspensión de los decretos ejecutivos dictados por Obama, ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Brandi Hoffine, en un comunicado.

"Tal y como ha reconocido el voto disidente del juez Higginson, las acciones ejecutivas del presidente son plenamente consistentes con las leyes estadounidenses", ha afirmado.

Los magistrados han decidido mantener la suspensión al considerar que la demanda presentada por 26 estados contra la reforma migratoria tiene fundamento jurídico y que el Gobierno no ha probado que podría sufrir daños si sigue la medida cautelar.

Obamá firmó el 21 de noviembre dos decretos ejecutivos para frenar la deportación inmediata de unos cinco millones de inmigrantes ilegales que, de aplicarse esta reforma, verían cumplido su sueño de regularizar su situación en Estados Unidos.

La iniciativa de Obama fue muy criticada por usar sus poderes ejecutivos saltándose al Congreso, pero el presidente justificó su decisión por la parálisis que sufría la sede legislativa --entonces-- con una cámara dominada por los republicanos y otra por los demócratas.

Un total de 26 estados, liderados por Texas, decidieron llevar la reforma migratoria a los tribunales, donde ha sufrido dos reveses judiciales. La Corte de Apelaciones aún debe determinar si este último es susceptible de recurso.