La UE se muestra «decepcionada» por el «no» de Kiev al acuerdo de asociación

La Unión Europea (UE) se mostró hoy "decepcionada"por la decisión de Kiev de suspender la firma del Acuerdo de Asociación negociado con el bloque para a cambio reforzar sus relaciones con Rusia, y afirmó que los ucranianos "habrían sido los principales beneficiarios"del pacto.

En un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, señaló que los Veintiocho "toman nota"de la decisión del Gobierno Ucraniano, que constituye "una decepción no sólo para la UE, sino para el pueblo ucraniano", según dijo.

Ashton destacó los "importantes avances"logrados con las reformas adoptadas por Ucrania en los últimos meses, y lamentó que se haya frustrado la firma del acuerdo, "el más ambicioso ofrecido hasta la fecha por la UE a un socio".

Este acuerdo "habría reforzado aún mas el curso de las reformas y enviado una señal clara a los inversores de todo el mundo y a las instituciones internacionales", indicando que Ucrania "iba en serio con sus intenciones de modernización y de convertirse en un interlocutor fiable y predecible para los mercados internacionales", subrayó Ashton.

Según la alta responsable de la UE el acuerdo de asociación era "una oportunidad única para reinvertir la desalentadora tendencia decreciente de las inversiones extranjeras en Ucrania", y para que este país encarara las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional en mejor situación.

Ashton destacó la importancia de "una estrecha relación con la UE"para el futuro de Ucrania, y señaló que el pueblo ucraniano "habría sido el mayor beneficiario del acuerdo"gracias a "al refuerzo de la libertad y de la prosperidad".

Kiev anunció hoy la suspensión de las negociaciones con Europa, a una semana de la cumbre de la Asociación Oriental el 28 y 29 de noviembre en Vilna, donde se esperaba sellar el pacto.

El Ejecutivo ucraniano argumentó esta decisión con la necesidad de desarrollar las relaciones económicas con Rusia y la CEI, integrada por todos las antiguas repúblicas soviéticas menos las tres bálticas y Georgia.

Tras conocerse la decisión de Kiev, el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, canceló el viaje que tenía previsto efectuar a Ucrania esta misma noche, según anunció en la red social Twitter.

El objetivo del viaje era tratar de convencer a las autoridades ucranianas para que resolviesen el caso de la encarcelada exprimera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko, una condición impuesta por los Veintiocho para firmar el acuerdo de Asociación y libre comercio la próxima semana.

La decisión de Ucrania supone un duro golpe para la estrategia europea en la Europa del Este, donde lleva años tratando de extender su influencia frente al tradicional control ejercido por Moscú.

La firma del Acuerdo de Asociación y libre comercio con Ucrania era el principal avance que se esperaba de la próxima cumbre de la Asociación Oriental, el foro que reúne a la UE con seis exrepúblicas soviéticas.