Las fotos que según EE UU muestran que Irán atacó el petróleo saudí

Según The New York Times, Estados Unidos está valorando la opción de emprender una acción militar contra Irán

Según The New York Times, Estados Unidos está valorando la opción de emprender una acción militar contra Irán

Estados Unidos está dispuesto a dar un paso al frente para frenar a Irán y según The York Times valora la posibilidad de iniciar una ofensiva contra el régimen iraní en respuesta a los ataques este fin de semana de instalaciones petroleras saudíes. Esta hipotética respuesta acabaría con el encuentro que se prepara entre Donald Trump y Hasan Rohani en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

Los servicios de Inteligencia de EEUU insisten en que Irán es responsable de los ataques en dos refinerías perpetrados con el lanzamiento de una docena de misiles de crucero y más de 20 aviones no tripulados desde su territorio. Esto al menos es lo que ha asegurado un alto funcionario estadounidense del Gobierno de Trump a la cadena ABC News.

La administración norteamericana ha difundido una serie de fotografías de satélites en las que aparecen al menos 17 puntos de impacto en las instalaciones de las refinerías de Khurais y Abwqaiq por ataques que procedían del norte o noroeste. The New York Times sostiene que “eso sería compatible con un ataque proveniente del norte del Golfo Pérsico, Irán o Irak, en lugar de hacerlo desde Yemen, donde opera la milicia hutí respaldada por Irán que se atribuyó la responsabilidad de los ataques”.

El portavoz de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, Turki al Malki, aseguró hoy que, según las investigaciones preliminares, “las evidencias e indicios apuntan a que son armas iraníes”, dijo al acusar a Teherán de estar detrás del ataque, al que tildó de “cobarde acto terrorista”. Al Malki no dio más detalles sobre estos lanzamientos aclarando que los resultados definitivos “se anunciarán en cuanto terminen las investigaciones y estas armas se expondrán ante la prensa”.

La precisión y la sofisticación de la operación indican que no fueron los rebeldes hutíes de Yemen los autores del atentado, o al menos no fueron ellos solos sino que fue necesaria la participación de otro actor. Sin embargo, ni Estados Unidos ni Arabia Saudí han presentado pruebas hasta el momento que demuestren la responsabilidad de Teherán.

Trump tuiteó este fin de semana advirtiendo de que su país no se iba a quedar de brazos cruzados. EE UU está “cargado y listo” para responder, dijo. Al parecer, el inquilino de la Casa Blanca está a la espera de que las autoridades de Arabia Saudí reclamen ayuda exterior.

Según ABC News, el alto funcionario dijo que el presidente es plenamente consciente de que Irán es responsable, pero quiere que los saudíes lo reconozcan abiertamente. Por su parte, la oficina del primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, ha rechazado la posibilidad de que Irán haya lanzado una ofensiva contra los saudíes desde suelo iraquí, y añadió que Bagdag actuará contra cualquiera que pretender atacar a otro país desde su propio territorio.

Los iraníes han asegurado recientemente que cualquier intento de bloquear la venta de su petróleo a terceros tendrá una respuesta contundente, sugiriendo que producirán el mismo daño a sus enemigos regionales. Arabia Saudí e Irán son adversarios desde hace décadas y están enfrentados en conflictos regionales, como la guerra de Yemen, en la que Riad combate contra los hutíes, apoyados a su vez por el régimen de los ayatolás.

Las dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco atacadas este sábado son clave para el abastecimiento mundial de crudo. Como consecuencia de esta agresión, el crudo europeo Brent subía a media sesión de este lunes un 8,95 %, hasta 65,62 dólares después de una caída del 5% en el suministro mundial de crudo. A primera hora de la mañana, el barril de Brent llegó a subir casi un 20%, el mayor incremento diario desde la guerra del Golfo de 1991.

Mientras tanto, Trump ha afirmado hoy que Estados Unidos no necesita el petróleo o el gas del Oriente Medio. “Dado que hemos trabajado tan bien (en relación) con Energía en los últimos años (gracias, Sr. Presidente), somos un exportador neto de energía”, escribió Trump en su cuenta Twitter. “Somos ahora el Productor Número Uno de Energía en el Mundo”, añadió. “No necesitamos el petróleo y el gas del Oriente Medio y, de hecho, tenemos allí unos pocos buques cisterna”. “¡Pero ayudaremos a nuestros aliados!”, añadió.