MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
08:02
Actualizado

Londres avisa: un Brexit sin acuerdo “liquidará” la libre circulación de comunitarios

Boris Johnson presiona a la UE para que “cedan”

  • Boris Johnson visitó este lunes el Cornwall Hospital de la localidad de Truro/Ap
    Boris Johnson visitó este lunes el Cornwall Hospital de la localidad de Truro/Ap
Londres.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2019. 16:42h

Comentada
La Razón.  Londres. 19/8/2019

Te puede interesar: Últimas noticias sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea

El Gobierno británico no da tregua, lanzado a una campaña de presión sobre la UE en busca de renegociar el acuerdo de salida firmado por Theresa May. Dowoning Street advirtió este lunes de que la actual normativa que permite a los ciudadanos comunitarios vivir y trabajar libremente en el Reino Unido “terminará” en el caso de que la salida de este país de la Unión Europea se ejecute sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Una portavoz del Ejecutivo de Boris Johnson aclaró que, si se da esa situación, se introducirán nuevas leyes “más duras” para aplicar a aquellas personas que se desplacen a Reino Unido. La misma fuente reiteró que el Gobierno conservador ambiciona implantar un sistema de puntos similar al empleado por Australia para controlar la inmigración. El principio de libre circulación posibilita a los ciudadanos de la UE residir y trabajar en cualquier otro país del bloque comunitario.

Preguntado sobre este asunto, Johnson no desmintió a su portavoz, asegurando que bajo su Gobierno este país no será “en absoluto hostil a la inmigración” y agregó que estará “democráticamente controlada”. Reino Unido acoge actualmente a aproximadamente 3,2 millones de ciudadanos de otros países comunitarios, pero el “premier” parece decidido a mantener la línea dura pese a quien pese, una estrategia marcada por su asesor Dominic Cummings.

Bajo el acuerdo de salida negociado con Bruselas por la ex primera ministra británica Theresa May, la libre circulación se habría mantenido durante un periodo de transición de dos años tras el Brexit. No obstante, ese acuerdo no logró la aprobación del Parlamento y, a menos que ahora se llegue a otro nuevo pacto, este país se desligará de la UE de manera abrupta el 31 de octubre. En el caso de una salida brusca, los comunitarios tendrán derecho a una residencia permanente en este país si llevan viviendo aquí desde hace más de cinco años.

Boris Johnson quiere otro acuerdo

Boris Johnson persigue a toda costa renegociar el acuerdo de salida, y hoy ha instado a los líderes de Francia y Alemania a “ceder” en sus actuales posiciones sobre el Brexit, lo que pasaría por abrir la posibilidad de modificar el texto que ya fue rechazado por el Parlamento británico.

“Estaremos listos para salir el 31 de octubre, con acuerdo o sin él”, ha recalcado Johnson este lunes, durante una declaración a la prensa en la que ha insistido en que está dispuesto a cumplir el actual plazo para el Brexit cueste lo que cueste. “Por supuesto, nuestros amigos y aliados al otro lado del Canal se están mostrando un poco reacios a cambiar de posición. Está bien, pero confío en que terminarán haciéndolo”, ha añadido Johnson, que esta semana se verá con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Emmanuel Macron.

De ellos espera que “cedan”. “Ya hemos visto que el Parlamento de Reino Unido ha rechazado en tres ocasiones el Acuerdo de Retirada, el ‘backstop’ (para la frontera irlandesa) simplemente no funciona, no es democrático”, ha afirmado el ‘premier’ británico. Pero en Bruselas lo dan por cerrado desde hace meses. Los líderes europeos solo se han mostrado dispuestos a reabrir la declaración política que esboza las relaciones futuras entre las dos partes, una posición que no ha cambiado desde la llegada de Johnson a Downing Street. “Quiero un acuerdo. Estamos listos para trabajar con nuestros socios para conseguirlo, pero si quieres un buen acuerdo para Reino Unido al mismo tiempo tienes que estar listo a irte sin ninguno”, ha explicado Johnson ante los periodistas.

El papel de Corbyn

Al otro lado se sitúa el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que la semana pasada lanzó un órdago al Gobierno y planteó la posibilidad de promover una moción de censura -con él como potencial primer ministro- con tal de bloquear un divorcio de la UE desordenado.

“Haremos todo lo necesario para frenar una desastrosa salida sin acuerdo, para la cual el Gobierno no tiene mandato”, ha afirmado el dirigente opositor durante un discurso en la localidad inglesa de Corby. En ese sentido, ha exhortado al resto de los diputados a ser “serios” sobre sus intenciones para bloquear los planes de Johnson.

El Partido Laborista ha planteado que la Cámara de los Comunes reanude de forma inmediata su actividad -el receso estival no concluye hasta el 3 de septiembre- “para impedir que el primer ministro tenga algún margen para sacar (a Reino Unido de la UE) el 31 de octubre sin que haya una discusión en el Parlamento”, según Corbyn.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs