Londres promete ahora la residencia temporal a los comunitarios

En caso de una salida de la UE sin acuerdo

LondresEn medio de la gran tormenta política, el Ejecutivo de Boris Johnson quiso ayer tranquilizar a los comunitarios asegurando que, en caso de una salida sin acuerdo, todos aquellos que lleguen a Reino Unido por primera vez después del Brexit podrán solicitar un permiso de residencia temporal de tres años.

Según los planes del Ministerio de Interior para una salida no negociada de la UE, los europeos podrán obtener ese permiso temporal de manera gratuita una vez hayan entrado en Reino Unido. «Habrá algunos cambios visibles en la frontera británica y normas más duras para los criminales, pero por lo demás los ciudadanos de la UE podrán cruzar la frontera como hasta ahora», señaló.

El Gobierno espera desarrollar en los próximos meses un «sistema de inmigración basado en puntos» similar al de Australia, en el que se podría tener en cuenta las cualificaciones profesionales para otorgar o no permisos de trabajo y residencia. Interior advierte de que tras el 31 de diciembre de 2020, los comunitarios que hayan llegado Reino Unido después del Brexit tendrán que «marcharse» si no han obtenido un permiso de residencia temporal, o hayan obtenido uno permanente bajo el futuro sistema. Esos arreglos no se aplicarán a los comunitarios que ya estuvieran en el país antes de que se materialice su salida de la UE.

«El Gobierno ha dejado claro que queremos que se queden», subraya el comunicado del Ejecutivo, que recuerda que los europeos que ya están en suelo británico cuentan con un plazo hasta el 31 de diciembre de 2020 para solicitar el permiso de asentamiento permanente. «Hasta entonces, pueden continuar aceptando empleos y alquilando propiedades como hasta ahora, mostrando su pasaporte o tarjeta de identidad nacional», indica.

Entre los cambios fronterizos que se producirían con un Brexit duro, Interior señala que se eliminará el paso aduanero reservado hasta ahora a los ciudadanos comunitarios, en el que su equipaje no es sometido a inspección. A partir de la salida de la Unión Europea, los viajeros estarán obligados a «hacer una declaración aduanera, al elegir si pasan por el canal verde [sin bienes que declarar] o bien por el rojo [con bienes que declarar]».