Los prejuicios: el origen del conflicto racial

Análisis. Desde la fundación de EE UU ha existido la creencia de que la raza blanca era la más importante

La Razón
La RazónLa Razón

–Después de los varios tiroteos en los últimos meses entre blancos y negros, ¿está Estados Unidos inmerso en un nuevo conflicto racial?

–Sí que llamaría a esta situación «un nuevo conflicto racial»: se trata de una mera extensión de la contradicción que lleva teniendo lugar en el país durante mucho tiempo. Si uno lee el informe de la Comisión Kerner de 1968, se dará cuenta de la terrible relación que existía entre las comunidades negras y la Policía. Lo que nuevo es que este conflicto está tomando forma en un contexto en el que están surgiendo contradicciones en el pensamiento económico neoliberal.

–¿Cuál es el origen de esta brecha racial: la pobreza, la cultura segregacionista que hay en el país?

–Es una pregunta difícil. No hay duda de que el hecho de instituir la esclavitud racial ha sobredeterminado la idea de la ciudadanía. Estados Unidos, como señaló la teórica política Judith Shklar, fue el único Estado de derecho moderno con esclavitud. Shklar argumenta que, hasta que no tuvieron lugar las enmiendas de la guerra civil, EE UU no se convirtió en un país liberal y democrático. Sin embargo, yo diría que, en realidad, esto no sucedió hasta la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho al Voto de 1965. Desde la fundación del país, ha existido la creencia de que la raza blanca era la más importante, lo que yo denomino «la brecha de valor». Y esa brecha ha distorsionado el modo en que la democracia ha ido tomando forma en Estados Unidos.

–¿Se ha tomado en serio Barack Obama este problema, dado que es el primer presidente afroamericano de Estados Unidos?

–Barack Obama ha actuado dentro de los límites que presenta esta situación hoy en día. Asimismo, ha actuado cuando los organizadores y manifestantes salieron a la calle para presionarle para hacerlo. Francamente, creo que el presidente Obama podría haber sido más directo en cuanto a su aproximación al problema de la desigualdad racial. Sin embargo, parece que siempre ha tenido en mente los riesgos políticos que se podrían desencadenar en el caso de hacerlo. Así que quizá en los temas raciales nos deje en el caos.

–¿Podría explicar cómo es el comportamiento de la Policía con la población negra?

–Creo que el comportamiento de la Policía se centra, sobre todo, en una serie de suposiciones acerca de la criminalidad afroamericana y de los negros en general. Esas suposiciones alimentan el miedo que, posteriormente, proporciona una justificación al tipo de acciones que se llevan a cabo en Estados Unidos.

*Profesor de Estudios Afroamericanos en la Universidad de Princeton