Política

Los prorrusos denuncian decenas de civiles muertos en combates en Donetsk

Decenas de personas, la mayoría civiles, murieron hoy en combates entre las fuerzas ucranianas y los milicianos prorrusos en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, según aseguran los rebeldes.

"Hay decenas de muertos en la ciudad, sobre todo civiles. Los combates tienen lugar en todo el perímetro de la ciudad. La situación es muy complicada. La aviación bombardea también sobre la estación ferroviaria", dijo uno de los líderes de los sublevados, Andréi Purguín.

Las explosiones se oyen prácticamente en toda la ciudad desde primera hora de la mañana, como pudo constatar Efe.

De acuerdo a la administración regional de Donetsk, cuatro personas murieron al reanudarse los combates entre las milicias insurgentes prorrusas y las fuerzas gubernamentales, dos de ellas al caer un proyectil en un edificio de viviendas.

Estas víctimas se registraron en las inmediaciones de la estación del ferrocarril y en la avenida de Kiev, que lleva al aeropuerto de la ciudad.

"En estos momentos, solo se permite el paso por esa zona de los vehículos de servicios de emergencia", dijo el centro de prensa de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Agregó que también hay combates junto a la aldea de Naitalovo en la carretera entre Donetsk y Krasnoarmeisk.

Los combates, en los que el Ejército ucraniano emplea tanques y piezas de artillería, han obligado a muchos de sus inquilinos de la zona a resguardarse en los refugios subterráneos habilitados por las autoridades locales.

Un incendio se ha declarado en la estación de autobuses Zapadni, mientras la de trenes fue escenario también de un tiroteo, por lo que el tráfico rodado se ha visto interrumpido en algunas zonas de la ciudad, al igual que el transporte público.

Por este mismo motivo, las autoridades también han decidido cancelar la salida de alguno de los trenes, una de las pocas formas de abandonar la ciudad debido al cierre del aeropuerto.

La mayoría de los comercios de los barrios cercanos a la estación de tren en Donetsk han cerrado sus puertas en espera de que se normalice la situación.

Los combates estallaron cuando varios tanques del Ejército ucraniano intentaron acceder a la ciudad por la localidad de Avdéyevka, incursión que fue repelida por los milicianos, informan los rebeldes.

"Las balas silbaban por encima de nuestras cabezas", relataba una mujer que se personó llorando en la sede del Gobierno de la autoproclamada república popular de Donetsk.

En la ciudad apenas se ve gente por las calles desde que los insurgentes impusieran el toque de queda.

El alcalde de Donetsk, Alexandr Lukianchenko, recomendó hoy a los ciudadanos residentes en las zonas afectadas por los bombardeos que no abandonen sus hogares bajo ninguna condición, ya que "tienen lugar acciones militares".

El aeropuerto es desde hace semanas el frente bélico más cercano a Donetsk, donde los rebeldes han tenido que rendir varios bastiones desde el fin del alto el fuego el pasado 28 de junio.

Según pudo constatar Efe, el domingo varios camiones con milicianos y piezas artillería abandonaron la ciudad, que está rodeada de innumerables puestos de control de carretera.

Los hoteles de Donetsk están casi vacíos y sus únicos clientes son los reporteros que han viajado a la zona para informar sobre la catástrofe del avión malasio que se estrelló el jueves en esta región minera con 298 personas abordo.

Por el momento, se desconoce si los combates impedirán el traslado de los cadáveres del Boeing-777 que han sido refrigerados en un tren en la localidad de Torez y que hoy fueron examinados por primera vez por forenses holandeses.