Los trabajos de reconstrucción del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en un minuto

La Junta de Seguridad Holandesa ha concluido en un informe que el Boeing 777 que cayó el 17 de julio de 2014 en el este de Ucrania fue alcanzado por un misil tierra-aire Buk, de fabricación rusa. Las 298 personas que viajaban a bordo, entre ellas 80 niños, murieron en el siniestro.

Para llegar a esta conclusión ha sido fundamental la reconstrucción del avión derribado a partir de las piezas encontrados en suelo ucraniano en la zona donde fue derribado. Este trabajo fue grabado en un vídeo que muestra, en un minuto de duración, la labor de montaje de la estructura de la aeronave pieza a pieza.

Los investigadores no han responsabilizado del disparo del misil a ninguna de las partes en conflicto, pero el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha señalado directamente hacia Rusia. Según Yatseniuk, el Buk no pudo ser disparado por "separatistas borrachos"y ha culpado, en cambio, a "militares profesionales rusos", mientras que el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, ha advertido de que ha habido "un intento obvio"de llegar a una "conclusión sesgada".