Actualidad

Macri entona el «mea culpa» y alivia a las clases medias

El presidente argentino toma la iniciativa Anuncia 600 millones en ayudas para los trabajadores y ofrece diálogo a la oposición.

El presidente argentino toma la iniciativa Anuncia 600 millones en ayudas para los trabajadores y ofrece diálogo a la oposición.

Publicidad

La reacción del presidente Mauricio Macri a la derrota electoral del domingo empieza a tomar cuerpo. En un tono mucho más conciliador que el empleado tras las primarias, Macri se dirigió a la nación para anunciar las nuevas medidas dirigidas sobre todo a mitigar la situación por la que atraviesa la clase media. Básicamente poner dinero en los bolsillos de los argentinos y aumentar el consumo interno. Además, en medio de la debacle económica, llamó por primera vez en cuatro años a la oposición a dialogar.

Por ejemplo, aumentará el salario mínimo, lo que afectará a dos millones de trabajadores y congelará el precio del combustible durante 90 días –casualmente hasta las elecciones–. Para los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias –una especia de IRPF–, se aumenta un 20% el mínimo y la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados dependientes. Esto permitirá una mejora en el sueldo a dos millones de personas. Una subida entorno a 2.000 pesos (unos 30 euros) al mes.

El nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto queda en 55.376 pesos (814 euros) para un trabajador soltero y en 70.274 (1.100 euros) para con cónyuge y dos hijos. Los que ganan menos de esas cantidades no pagan el impuesto. También habrá créditos subsidiados para las pymes, más rebajas en impuestos para los trabajadores y bonos para los funcionarios, militares y Fuerzas de Seguridad. En total, 600 millones de euros para aliviar a 17 millones de argentinos.

Además, el presidente pedía disculpas: «El lunes estaba muy afectado por el resultado del domingo, sin dormir, triste por las consecuencias, pero prioricé atender a la Prensa». «Quiero que sepan que los entendí, respeto profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas. A los que votaron por nosotros en 2015 y ahora votaron en contra», continuó. «Llegar a fin de mes se transformó en una tarea imposible muchas veces. Sé que muchas familias tuvieron que recortar sus gastos y que ya no saben dónde más recortar, de qué más privarse», reconoció.

Publicidad

Macri reiteró que hablará con todos los candidatos a la Presidencia que superaron el umbral de 1,5% de votos en las primarias, aunque evitó nombrar al ganador, Alberto Fernández. «Hablé con algunos candidatos y voy a insistir con los que aún no pudimos hablar. Estoy disponible las 24 horas para que hablemos. Quiero reunirme con ellos, que transmitamos tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado», señaló Macri. Y agregó: «Debemos conversar entre nosotros, y no entenderlo como una pelea entre enemigos, sino como una discusión entre rivales» políticos.

Es más, ayer, desde el Gobierno, afirmaron que el mandatario intentó comunicarse con Alberto Fernández, que el domingo lo derrotó por 15 puntos y que quedó mucho mejor posicionado en la carrera presidencial. Sin embargo, en las últimas 48 horas, Fernández afirmó que el único miembro del Ejecutivo que lo llamó fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y se mostró escéptico: «Si en cuatro años no me llamó, no creo que lo haga ahora». En cualquier caso, muchos creen que el peronista, con fama de dialogante, acudiría a los Olivos, pero que, aparte de una foto, no habría mucho más.

Publicidad

El mensaje presidencial no tranquilizó, sin embargo, a los mercados. Continúa el terremoto, con el dólar que sube 3,20 pesos, o el 5,7% en el mercado mayorista, a 59 pesos. En este 2019 la divisa de EE UU acumula una subida del 56,5%, 30 puntos por encima de la inflación. Además, la prima de riesgo subía más de un 7% ayer, para aproximarse a los 1.900 puntos básicos, el nivel más alto desde los 1.893 puntos con que cerró el 1 de abril de 2009 hace más de diez años.