Maduro cree «bastante difícil» que Chávez sea embalsamado

Los científicos consideran que el proceso debería haber empezado antes

Nicolás Maduro inauguró ayer la Feria Internacional del Libro de Caracas
Nicolás Maduro inauguró ayer la Feria Internacional del Libro de Caracas

Cuadrillas de obreros trabajaban intensamente en el embellecimiento y adecuación de los alrededores del Museo Histórico Militar de Caracas, al que será llevado mañana el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, mientras se crean las condiciones para trasladarlo al Panteón Nacional. La seguridad se ha reforzado en torno al museo, ubicado en uno de los barrios más populares de Caracas, el 23 de Enero. El cuerpo de Chávez será llevado desde la Academia Militar, donde se vela actualmente, en una ceremonia especial a la que asistirán entre otros los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Ecuador, Rafael Correa.

«En 14 años de Gobierno de Hugo Chávez, nunca antes trabajaron tan rápido en el maquillaje del barrio 23 de Enero. Hay seguridad en todos los accesos, resguardando a una comunidad que por años ha necesitado apoyo policial para eliminar a la delincuencia», dijo la dirigente vecinal Reina López. «Hoy, por fin, vemos alumbrado público, brocales [andenes] pintados de amarillo, huecos tapados, vías limpias», añadió Pedro Quevedo, otro habitante de esa comunidad, caracterizada históricamente por los altos índices de inseguridad.

Ocho días después de la muerte de Chávez, el cuerpo del comandante permanece en la Academia Militar de Caracas, donde aún se forman largas filas de seguidores que desean darle el adiós. Chávez permanecerá en el Museo Histórico Militar hasta que se resuelvan formalismos para llevarlo al Panteón, como anunció el presidente interino, Nicolás Maduro. Allí, permanecerá, cerca del libertador Simón Bolívar, a quien el caudillo guardaba especial admiración.

Precisamente, Maduro afirmó ayer que va a ser «bastante difícil» que el cuerpo de Chávez sea embalsamado. El presidente interino explicó que científicos rusos y alemanes llegaron para el proceso de embalsamamiento, pero «las noticias científicas y las opiniones» dicen que «va a ser bastante difícil que sea así, porque los preparativos tenían que iniciarse y la decisión se tuvo que haber tomado mucho antes».

Maduro señaló que esa decisión o «propuesta» se hizo «producto del amor» y de conversaciones e ideas formuladas por algunos de los mandatarios que asistieron hace una semana al funeral y por integrantes de la dirección político militar de la revolución. «Debemos tener viva su imagen, su voz, su pensamiento, debemos tenerlo vivo», insistió.

El traslado definitivo al Panteón requiere de una modificación constitucional, ratificada luego en referéndum, pues en la actualidad un cuerpo sólo puede ser llevado allí tras 25 años del fallecimiento. El Legislativo había contemplado la posibilidad de discutir el tema el martes, pero al final no lo hizo para, según el oficialista Darío Vivas, analizar mejor todas las posibilidades.

El luto nacional por el fallecimiento del presidente fue extendido por el Gobierno hasta el viernes, cuando está previsto que sean trasladados los restos del mandatario desde la Academia Militar donde han permanecido en capilla ardiente desde el pasado miércoles hasta el Museo Histórico Militar, donde reposarán provisionalmente.

La información la suministró el ministro del Interior, Néstor Reverol Torres, quien informó que el Ejecutivo también declaró que el viernes será no laborable en el Distrito Capital, Miranda y Vargas para permitirle a todo aquel ciudadano que desde participar en el cortejo fúnebre que lo que haga.

Detenida por difundir rumores

Una mujer fue detenida por difundir mensajes que buscan desestabilizar al Gobierno haciéndose pasar por una funcionaria del Servicio Nacional de Registros y Notarías (Saren). La semana pasada comenzó a circular en las redes sociales un supuesto mensaje de una funcionaria del Saren que decía que el cuerpo de Chávez no estaba en la Academia Militar y el expuesto sería un muñeco, pues su cadáver estaría en tan malas condiciones que no podría ser exhibido.