Política

Maduro «cubaniza» Venezuela

Fotografía cedida por el Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto de Gobierno
Fotografía cedida por el Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto de Gobierno

Una ley para encubrir nuevos abusos de poder. La Ley Habilitante que ayer aprobó la Asamblea permitirá al presidente Nicolás Maduro ajustar por la vía rápida Venezuela

Una ley para encubrir nuevos abusos de poder. La Ley Habilitante que ayer aprobó la Asamblea permitirá al presidente Nicolás Maduro ajustar por la vía rápida Venezuela. Y es que el bolivariano pretende solventar los problemas de catorce años de gobierno chavista en poco más de dos semanas, para llegar de la mejor forma posible a las municipales de diciembre. La Asamblea dio el segundo y último visto bueno que requiere la ley, que faculta por un plazo determinado al jefe de Estado venezolano a legislar por decreto. Durante, el próximo año Maduro disfrutará de «superpoderes». Será la quinta Ley Habilitante en 14 años de gobierno revolucionario y la primera del sucesor del presidente Hugo Chávez.

«Aprobado por la fracción revolucionaria de los diputados y diputadas de la patria. La firmo en nombre de Chávez, la firmo en nombre del pueblo venezolano», declaró el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, a lo que siguió la celebración de cientos de seguidores chavistas concentrados a las afueras del organismo que se dirigían hacia el palacio de Miraflores. A continuación, los diputados oficialistas cantaron el himno nacional con la voz del fallecido líder de la revolución.

Maduro precisa esos poderes para agilizar la lucha de lo que denomina «la guerra económica» y la corrupción, elementos a los que atribuye la espiral inflacionista y la escasez de productos alimenticios y medicinas, entre otros. El valor de artículos de ferretería y zapatería se ha reducido en los últimos días después de que el presidente ordenó la inspección de las tiendas. La inflación se sitúa por encima del 55% interanual, la más alta del planeta después de Siria. Tras las medidas, se produjeron algunos saqueos en tiendas que resolvieron no abrir. Por otro lado, el Gobierno anunció la detención de un centenar de empresarios.

Analistas económicos de tendencia opositora dicen que la política de los «precios justos» sólo va a traer más escasez a Venezuela, que ya sufre una del 20% en productos básicos. Luis Vicente León, directivo de la firma encuestadora venezolana Datanálisis, comenta que Maduro podría usar la Ley Habilitante para tomar decisiones «efectistas» que le permitan «distraer la atención de los venezolanos de los graves problemas que más preocupan». León no descartó que Maduro también use la ley para «inhabilitar adversarios políticos incómodos y ampliar la intervención de algunos sectores económicos, como lo vienen haciendo» para combatir la «guerra económica silenciosa que, según él, promueven sus adversarios para desestabilizar su Gobierno».

Las dos primeras medidas que Maduro emitirá hoy son una ley referida al control de costos, ganancias y precios en todos los productos y otra sobre «comercio exterior para garantizar el control de las importaciones y la promoción de las exportaciones de Venezuela». Maduro informó que entre mañana y el viernes iniciará el registro único de pequeños y medianos comerciantes del país «para yo protegerlos directamente con créditos, con inversiones, para proteger los precios de los precios que le venden al por mayor».

Por su parte, el líder opositor, Henrique Capriles, destacó que desde hace más de una década el Gobierno ha expropiado empresas y tierras y ello no ha redundado en una mayor producción de alimentos, que ahora son principalmente importados. «¿Será que van a intervenir todas las empresas expropiadas que hoy casi no producen nada? Dígame las de alimentos, casi paralizadas», dijo en su cuenta de Twitter. «La crisis económica se soluciona produciendo, no confiscando ni expropiando, algo que jamás logrará Maduro, poner el país a producir». Capriles y el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, coinciden en afirmar que el presidente «no necesita más poderes sino más bien restarle poder, porque es el responsable del desastre económico y social que padecen los venezolanos».

En respuesta a las denuncias de la oposición, Tania Díaz, diputada del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) subrayó que era urgente el rescate de la ética y el reimpulso de la economía. «Esos empresarios que están contra el país nos están obligando a librar una batalla contra la usura y contra el robo del ahorro de los trabajadores». Para cerrar la sesión de la Asamblea, el diputado Julio Borges indicó que se busca concentrar más poder. «La riqueza petrolera la han convertido en escasez, inflación, hambre y miseria». Todos ellos están en en el punto de mira. Comienza la cuenta atrás para las elecciones municipales del 8 de diciembre.