Política

Merkel, Putin y Poroshenko insisten en un alto el fuego en Ucrania

Un periodista fotografía los restos del avión
Un periodista fotografía los restos del avión

El presidente ruso pidió hoy a todas las partes del conflicto en Ucrania que cesen las hostilidades y se sienten a negociar directamente. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, han coincidido en la necesidad de acordar un alto el fuego que permita una investigación independiente.

El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió hoy a todas las partes del conflicto en Ucrania que cesen las hostilidades y se sienten a negociar directamente.

"Partimos de que en la tierra de Ucrania, lo antes posible, debe restablecerse la paz, y deben comenzar cuanto antes contactos directos entre todas las partes enfrentadas", dijo Putin en un encuentro con el patriarca ortodoxo Kiril en un monasterio cercano a Moscú.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, analizó hoy por teléfono con el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, la catástrofe del avión malasio que se estrelló ayer en el este de ese país y ambos coincidieron en la necesidad de acordar un alto el fuego que permita una investigación independiente.

Merkel, según informó el Gobierno alemán en un comunicado, habló también hoy con el primer ministro holandés, Mark Rutte, a quien trasladó el pésame por los numerosos compatriotas suyos que han muerto en el siniestro; y con el primer ministro polaco, Donald Tusk, especialmente concernido por la crisis del país vecino.

Según el Ejecutivo alemán, todos los interlocutores estuvieron de acuerdo en que lo sucedido exige una investigación "independiente, rápida y exhaustiva".

"Si se confirman los indicios que apuntan a que el avión fue derribado, se presenta una grave escalada del conflicto", subrayó el Ejecutivo de Berlín.

Merkel hizo hincapié en su conversación con Poroshenko en la necesidad de acordar un alto el fuego sostenible para aclarar a fondo el siniestro y evitar más víctimas civiles, punto que compartió con ella el presidente ucraniano.

Ambos coincidieron asimismo en que Rusia debe utilizar "clara y públicamente"su influencia sobre los separatistas prorrusos que se han hecho fuertes en el este de Ucrania para dar una oportunidad a la paz.

Paralelamente, el asesor del Ministerio de Interior ucraniano, Antón Gueráschenko, denunció hoy que el sistema de defensa antiaérea "Buk"con el que fue derribado ayer, según Kiev, el avión malasio en el este de Ucrania, ha sido trasladado a Rusia por los separatistas prorrusos. "Anoche, el sistema 'Buk' con que el fue lanzado el misil fue trasladado a Rusia, donde será con toda seguridad destruido, al igual que los ejecutores del atentado, que pusieron en evidencia a (el presidente ruso, Vladímir) Putin al reportar que habían derribado un An-26 ucraniano", escribió Gueráschenko en su Facebook.