Militares leales al Gobierno de Burkina Faso toman el cuartel de los golpistas

Soldados de la Guardia Presidencial abandonan el palacio presidencial en Ouagadougou, el 29, 2015.
Soldados de la Guardia Presidencial abandonan el palacio presidencial en Ouagadougou, el 29, 2015.

Militares leales al Gobierno de Burkina Faso han logrado este martes hacerse con el control de la base militar en la que permanecen los militares que participaron en el golpe de Estado del pasado 17 de septiembre.

Los militares han logrado tomar la base encontrando poca resistencia por parte de los atrincherados, pertenecientes al Regimiento de Seguridad Presidencial, según ha explicado un mando militar. Las tropas que han entrado en la base están realizando operaciones de búsqueda en el acuartelamiento para encontrar al general Gilbert Diendéré, que lideró el golpe de Estado.

El mando militar ha señalado que parece que el general no está en la base. La toma de la base se ha conocido poco después de que el general Diendéré haya hecho un llamamiento público para que sus subordinados depongan las armas.

El general Gilbert Diendéré, que lideró el fallido golpe de Estado contra el Gobierno de Burkina Faso, ha pedido a los militares de su unidad, el Regimiento de Seguridad Presidencial, que depongan las armas, según ha informado la cadena Radio Omega.

"Dado el deterioro de la situación de seguridad, les pido a los miembros del antiguo Regimiento de Seguridad Presidencial que acepten el desarme, que acepten deponer las armas para no hacer empeorar la situación", ha asegurado el general golpista.

Los militares que participaron en el golpe de Estado perpetrado el pasado 17 de septiembre han permanecido en los últimos días en el interior de la base Naaba Koom pero no han procedido a entregar las armas todavía.

"No soy yo el que incita a las personas a no desarmarse", ha afirmado Diendéré. "Es cierto que me piden consejo y yo les doy los consejos necesarios. No soy yo el que decide si hay desarme o no", ha explicado el general, que estuvo al frente del Regimiento de Seguridad Presidencial y que fue nombrado por los golpistas como líder de la junta militar que pretendía asumir el control del país hasta que se detuvo el golpe.

Diendéré ha dicho que entiende el "dolor"y la "rabia"de los militares atrincherados pero ha subrayado su preocupación "por la paz social que necesita"Burkina Faso.

Reuters/Ep