Objetivo: agitar a las bases

Trump y Biden / Ap
Trump y Biden / Ap

El mitin de ayer en Orlando supone el número 550 de Trump. ¿Tanta actividad puede darle ventaja en la campaña?

Estas intervenciones están diseñadas para agitar a sus bases, ya que su energía es un gran recurso para él. Pero no hacen gran cosa. En todo caso, crean oportunidades para esos tuits que confunden al resto del mundo.

El presidente de EE UU ha recaudado ya más de cien millones de dólares para su reeleción. ¿Qué supone?

Esto es parte del efecto de sus mítines. Una lección de 2016 es que ahora es posible recaudar grandes sumas de dinero rápidamente. Esto puede ocurrir también en las primarias demócratas, aunque en los últimos días la velocidad con la que recaudan los fondos los precandidatos es bastante reducida. Y esto debería cambiar si quieren seguir adelante. Por otro lado, esa facilidad con que recaudan dinero puede ralentizar la necesaria criba de aspirantes demócratas; algo parecido sucedió en el lado republicano en la campaña de 2016.

¿La política migratoria, la guerra comercial con China y la buena marcha de la economía pueden apuarle de nuevo al poder?

Respecto al primer punto, los solicitantes de asilo de Centroamérica serán un tema importante para Trump y, como en 2016, le ayudarán a fortalecer su base. Pero también será un factor en los impulsos de participación entre los ciudadanos hispanos (un factor importante en 2018).

Respecto a la guerra comercial con China, es contradictorio. Por un lado, hace un llamamiento a los xenófobos, pero también está haciendo daño a sectores económicos donde tiene un apoyo considerable, como entre los agricultores.

Y la economía hasta ahora va bien para él. Sin embargo, hay signos de desaceleración. Además, hay indicios de que no es el problema de consenso que una vez fue, ya que los partidarios de ambas partes la ven cada vez más sesgadamente.

¿Ganará Biden las primarias del Partido Demócrata para la nominación?

Biden es genuinamente el presunto favorito, especialmente se ha posicionado bien en las encuestas de los Estados críticos. Ayuda tener a Sanders en segundo lugar, ya que esta vez es tan inverosímil como en 2016.

Todo apunta a que Biden y Trump se van a medir. ¿Puede el factor de la edad obligarlos a buscar un vicepresidente con un perfil más joven?

Lo más probable es que Trump se quede con Pence. Para los demócratas hay más razones para buscar uno más joven. Espero que Biden busque una «póliza de seguro» en un candidato plausible para la Vicepresidencia.