Pulso entre los dos poderes

La RazónLa Razón

l ¿Qué significa este juicio histórico para la transición egipcia?

–Este juicio no constituye un evento histórico. En todo caso, señala la continuación de la inestabilidad en Egipto después de la segunda revolución del 30 de junio y su intento por controlar la deriva islamista del Estado. El juicio muestra que los Hermanos Musulmanes como organización no está desapareciendo y que los militares no están sucumbiendo a sus demandas, como ocurrió en 2012. También enseña que ningún grupo –los dos tienen grandes apoyos– cree de verdad en el proceso democrático.

l ¿Está Egipto más dividido que cuando se juzgó a Mubarak por primera vez?

–Sí, pero también hay más egipcios que están en contra de Mursi y de los Hermanos Musulmanes que los que hubo en contra de Mubarak, lo que es verdaderamente significativo, pues sólo estuvieron en el poder durante un año, pero lo hicieron tan pésimamente y fueron tan corruptos que hallaron el mismo destino que el Partido Nacional Democrático tardó 30 años en lograr ese nivel de odio.

l ¿Se ha pospuesto porque está demasiado cerca al 3 de julio o por la actitud desafiante del dirigente islamista?

–Su negativa a llevar puesto el uniforme de la cárcel es importante porque ha sido una estratagema de él para retrasar el proceso, y ha sido una maniobra que le han permitido. Ambas partes están interesadas en que se retrase. El Ejército espera beneficiarse del aplazamiento pues aspira a que la calma prevalezca durante el Gobierno interino y se apruebe una nueva Constitución. La Hermandad, por su parte, espera beneficiarse de la presión para liberar a Mursi. Es también significativo que la corte haya decidido cambiar la sala a la misma en la que Mubarak, en la Academia de Policía. Es irónico y simbólico.

l ¿Por qué se oculta su paradero?

–Es necesario por motivos de seguridad, aunque también se aseguran de que no ocurran manifestaciones. Cabe recordar que durante la revolución de 2011 se ayudó a escapar a Mursi de la cárcel en la que se encontraba.