Política

Renzi ve positiva la reunión entre Putin y Poroshenko pero pide tiempo

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, consideró hoy “positiva” la reunión con los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Ucrania, Petró Poroshenko, y otros líderes europeos, pero pidió “tiempo” para obtener avances en la crisis ucraniana. “Podemos ser positivos tras esta reunión”, señaló a la prensa tras el encuentro en el que también estuvieron los líderes de Alemania, el Reino Unido, Francia y del Consejo y la Comisión europeos, aunque pidió “tiempo” y seguir “en esta dirección de cooperación”.

Según indicó, en esta reunión se enfatizó la “importancia de implementar los acuerdos de Minsk” entre el Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos, alcanzados el pasado 5 de septiembre.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, señaló que la reunión fue “buena” y que en ella se acordó “implementar el protocolo de Minsk, un acuerdo esencial”.

También señaló que es necesaria la verificación del alto el fuego, tener elecciones locales en el este de Ucrania “con total respeto de la ley ucraniana” y “controlar y verificar la situación en las fronteras”.

Barroso dijo que “habrá otras reuniones en las que se discutirá en detalle cómo implementar ese amplio acuerdo”, y añadió que se ha ofrecido a continuar las conversaciones sobre energía y, por ello, hoy se celebrarán en Milán reuniones de expertos comunitarios, rusos y ucranianos de cara a “encontrar una solución al problema energético entre Ucrania y Rusia”.

“Nadie puso en cuestión la necesidad de respetar completamente la soberanía de Ucrania y, también, respetar por supuesto el principio de no tener un nuevo conflicto en Europa”, señaló.

“Esperamos que estos acuerdos puedan confirmarse y otorguen una base constructiva para unas discusiones abiertas y francas”, concluyó Barroso.

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy en Milán que Rusia debe retirar las tropas y las armas de Ucrania y reconocer la legitimidad de unas elecciones celebradas en la exrepública soviética y, si esto no sucede, la Unión Europea (UE) mantendrá las sanciones contra el Kremlin.

Cameron calificó de “positiva” la reunión mantenida a primera hora de la mañana en Milán entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Ucrania, Petró Poroshenko, junto con líderes europeos para abordar la situación de crisis en territorio ucraniano.

“Putin dijo claramente que no quiere un conflicto en el que se divida a los ucranianos. Pero si ese es el caso, Rusia debe sacar las tropas y retirar sus armas del territorio ucraniano, respetar todos los acuerdos y reconocer solo la legitimidad de unas elecciones ucranianas”, dijo Cameron a los medios.

El encuentro vino precedido de unas declaraciones del presidente ruso en las que amenazó con reducir el suministro de gas natural a Europa si Ucrania desvía el flujo para su consumo interno desde gasoductos de tránsito por su territorio.

La reunión, organizada por el Gobierno italiano, tuvo lugar en la Prefectura de Milán durante la cumbre del foro Asia-Europa (ASEM), que concluye hoy en la ciudad italiana.