Tintori: «El diálogo no da resultado, hay que volver a las calles»

Lilian Tintori, la esposa del preso político Leopoldo López, afirma que Zapatero es «la voz de Maduro» en su mediación en la crisis política

Lilian Tintori durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid
Lilian Tintori durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid

Lilian Tintori, la esposa del preso político Leopoldo López, afirma que Zapatero es «la voz de Maduro» en su mediación en la crisis política

Lilian Tintori, una de las voces más críticas de la oposición venezolana y esposa del preso político Leopoldo López, defendió ayer en Madrid la necesidad de poner fin a los contactos que mantiene la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) con el Gobierno, y pidió a sus compatriotas que regresen a las protestas pacíficas. «El diálogo no ha dado resultados», afirmó en un encuentro con periodistas horas después de reunirse en Madrid con el nuevo ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. «Nos tenemos que levantar de esa mesa de diálogo que no tiene soluciones, una mesa donde hoy se está abrazando a un dictador», dijo en referencia al presidente Nicolás Maduro. Según la activista, desde que se inició esta ronda de contactos «se han paralizado las luchas» de la oposición a nivel internacional, institucional y en la calle. Esta estrategia, añadió, le sirve al Gobierno chavista para ganar tiempo de cara a las elecciones presidenciales de 2018. Sólo cinco presos políticos de un total de 117 han sido liberados tras las dos únicas reuniones que ambas partes han mantenido días atrás.

Tintori conminó a los dirigentes de la MUD que participan en esos contactos –los partidos Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo– a levantarse «porque Venezuela no puede esperar más». Asimismo, relató que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, le trasladó durante un encuentro en Roma la pasada semana «su preocupación por que el diálogo no ha dado resultados». La ronda de contactos entre el Gobierno y la oposición está auspiciada por el Papa Francisco, pero Tintori aseguró que el Vaticano «tiene que tomar la decisión» de levantarse de la mesa «porque no va a respaldar la dictadura».

Tintori fue especialmente dura con los tres ex presidentes que lideran la misión mediadora de Unasur en Venezuela, a cuyo frente figura José Luis Rodríguez Zapatero. «No están luchando por la democracia y representan la voz de Maduro», lamentó Tintori, que pidió a los venezolanos salir a la calle el 6 de diciembre, cuando se cumplirá justo un año de la aplastante victoria de la MUD en las elecciones parlamentarias. Desde entonces, el Tribunal Supremo de Justicia ha anulado todas las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional, una deriva que ha culminado con la suspensión del referéndum revocatorio para echar a Maduro.

También defendió que la unidad de la coalición opositora –formada por más de 20 partidos– «es una prioridad» que está por encima de las diferencias de cada partido y recordó que la mayoría de las formaciones que integran la MUD está en contra del diálogo, «una estrategia del Gobierno para dividir a la oposición». De esta forma, negó que Voluntad Popular –el grupo político de Leopoldo López– esté aislado al haberse negado a participar en el diálogo.

Tres son las condiciones que Voluntad Popular plantea para llevar a cabo un «diálogo transparente»: liberación de los presos políticos, apertura de un canal humanitario que suavice la escasez de alimentos y medicinas, y la convocatoria de un revocatorio y de elecciones regionales, previstas para diciembre pero anuladas por el Gobierno. Tintori reclamó que en las conversaciones con el régimen tendría que haber participado el secretario general de la Organización de Estados Americanos. «No confiamos del todo en los mediadores» nombrados por Maduro, confesó la esposa de López: «Zapatero conoce la tortura y la persecución, y ha tratado de buscar una solución, pero la situación ha empeorado», criticó.

¿Qué escenario político vislumbra para Venezuela en 2017 sin un diálogo fructífero y sin elecciones a la vista? Tintori dijo que habrá un «cambio político natural» apoyado por el 87% de los venezolanos, y argumentó que «no hay ningún gobierno que pueda frenar a millones de personas» reclamando una salida. «Sentados no hay solución», añadió Tintori, quien recordó las palabras del propio Maduro días atrás, cuando el presidente venezolano dijo que «ni con balas ni con votos me van a sacar».

Dastis alaba un diálogo «necesario»

En su encuentro con el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, Lilian Tintori le recordó que España fue el primer país en escuchar atentamente las denuncias de la oposición por los presos políticos en 2014. Dastis mantuvo el discurso oficial del Gobierno español de apoyar un diálogo «muy necesario» entre el Gobierno y oposición venezolanos para evitar una escalada de la crisis.