Trump denigra al padre de un militar muerto en Irak

La familia del soldado musulmán dice que el candidato republicano tiene un «alma oscura»

Khizr Khan con la Constitución de EE UU en la mano
Khizr Khan con la Constitución de EE UU en la mano

Khizr Khan, un abogado norteamericano musulmán, se ha visto envuelto en una formidable bola de nieve después de su intervención el jueves en la convención demócrata de Filadelfia. Esa noche ofreció un discurso de apoyo a Hillary Clinton en el que recordó la figura de su hijo, fallecido en la guerra de Irak como soldado estadounidense. Khan dijo en su intervención que [Donald] Trump no ha «sacrificado nada ni a nadie», y le preguntó si alguna vez había visitado el cementerio de Arlington, establecido como camposanto nacional en 1864 cerca de Washington y donde reposan más de 400.000 soldados estadounidenses y sus familias. «Vaya a buscar entre las tumbas de los patriotas valientes que murieron en defensa de EE UU. Verá todos los credos, géneros y etnias».

Fiel a su estilo, el magnate respondió en una entrevista al padre del soldado diciendo que él ha hecho «muchos sacrificios. Yo trabajo muy, muy duro. He creado miles y miles de puestos de trabajo (...) Desde luego que esos son sacrificios». Además, criticó el texto leído por el padre, al que vio «muy emocionado» durante la convención demócrata. «¿Quién escribió eso? ¿Lo escribieron los guionistas de Hillary?». En su discurso, Khan, acompañado de su esposa, Ghazala, criticó a Trump por su propuesta de prohibir temporalmente la entrada en EE UU de musulmanes para combatir la amenaza del terrorismo yihadista. «Donald Trump, usted está pidiendo a los estadounidenses que le confíen a usted su futuro. Déjeme que le pregunte: ¿Ha leído la Constitución? Con mucho gusto le presto mi copia. En este documento busque las palabras libertad e igualdad ante la ley», dijo Khan con un ejemplar de la Constitución en la mano.

El nominado republicano también criticó el hecho de que durante la intervención del padre del soldado muerto sólo hablara él y no su esposa, dando a entender que, al ser musulmana, no se le dio la opción de poder expresarse públicamente. «Si ustedes miran a su esposa, ella estaba de pie allí. No tenía nada que decir. Probablemente... tal vez no se le permitió que tuviera algo que decir. díganme Ustedes», espetó Trump en una entrevista televisiva. Tras esta nueva andanada, Ghazala y Khizr, los padres del soldado, respondieron que «aspirar a la Presidencia de Estados Unidos no le da derecho a Donald Trump a faltarle el respeto a las familias».

Ghazala reprochó al republicano: «Ni siquiera creo que entienda el significado de la palabra sacrificio. Ese día, que estuve parada ahí en silencio, no quise hablar porque sabía que sería un momento muy emotivo, pero todo el país sintió mi dolor sin que yo dijera una sola palabra». Su marido Khizr fue más allá y ayer acusó al político republicano de tener «un alma oscura» por su reacción ofensiva.

El hijo de esta pareja norteamericana de origen inmigrante era el capitán Humayun Khan, que murió en Irak en 2004 al estallarle un coche bomba. El padre, Khizr, se instaló en Estados Unidos en 1980. «Vinimos a este país con las manos vacías», pensando que si trabajaba duro podría criar a sus tres hijos «en un país donde ellos tenían libertad para ser ellos mismos y seguir sus sueños». A su juicio, Trump está poniendo en peligro el ideal de EE UU como tierra de acogida y oportunidades para los que llegan de fuera.