MENÚ
martes 20 agosto 2019
11:25
Actualizado

Una lección de historia

Hay lecciones de la historia que no deben olvidarse como lo que sucedió en 2008 cuando el régimen de Mijaíl Saakashvili cometió un ataque vil e inhumano contra los habitantes de Osetia del Sur.

  • Una mujer llora en la devastada ciudad de Gori 9 en agosto 2008
    Una mujer llora en la devastada ciudad de Gori 9 en agosto 2008
Embajador de Rusia.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de agosto de 2019. 14:48h

Comentada
Yuri P. Korchagin .  Embajador de Rusia. 15/8/2019

Es humano olvidar algunos hechos históricos, sobre todo si estos transcurrieron hace mucho tiempo. Pero hay lecciones de la historia que no deberían olvidarse. Vale la pena de recordar una relativamente reciente que sucedió en 2008.

El 8 de agosto de aquel año el régimen de Mijaíl Saakashvili cometió un ataque vil e inhumano contra los habitantes de Osetia del Sur así como contra las fuerzas de mantenimiento de paz rusas que a base de Acuerdo de Sochi de 1992 durante muchos años defendieron la seguridad de los pueblos que viven en la frágil región transcaucásica.

En el transcurso de la agresión georgiana se usaban masivamente diferentes tipos de armamentos inhumanos, incluidas las municiones de racimo, sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes y bombas de 500 kilos. Como resultado, murieron centenares de civiles en Tsjinvali y las localidades adyacentes, diez representantes de las fuerzas de mantenimiento de paz, mientras que el número de heridos y perjudicados fue mucho mayor. Las destrucciones fueron verdaderamente horribles.

Al entender el fracaso de su aventura el régimen de entonces presidente de Georgia Saakashvili intentó a montar toda una campaña de mentira para blanquear su crimen y culpar a Rusia de provocar el conflicto. Como respuesta a esta histeria que algunos todavía tratan de mantener a flote cabe recordar que el 30 de septiembre de 2009 se publicó el Informe de la Comisión de la UE sobre las causas y los culpables en el conflicto de Osetia del Sur en agosto de 2008 cuya conclusión fundamental fue la siguiente: la agresión contra Osetia del Sur en la madrugada del 8 de agosto de 2008 fue desatada por las autoridades georgianas. Citamos del Documento: "Late in the evening of August 7, Georgian forces initiated massive shelling of Tskhinvali and surrounding villages in an attack that is widely considered the start of the war". (El 7 de agosto, tarde por la noche, las tropas georgianas iniciaron el bombardeo masivo de Tsjinvali y los pueblos de su alrededor, cual según la opinión generalizada inició la guerra).

En relación a la participación rusa sobre el caso quisiéramos destacar la conclusión relevante del alemán Otto Luchterhandt, Profesor Titular de Derecho, quien participó en el trabajo de la "Comisión Tagliavini" en calidad del experto independiente, que consta lo siguiente: "Rusia puede justificar su operación militar contra Georgia con el derecho a la autodefensa (Artículo 51 de la Carta de la ONU), como también con el derecho a la autodefensa colectiva junto con Osetia del Sur contra el ataque armado de parte de Georgia". Huelgan los comentarios.

Apelamos a respetar y no traicionar la memoria de fuerzas de mantenimiento de paz rusas y soldados que llegaron para garantizar su seguridad, población civil y periodistas asesinados en esta guerra tan corta pero brutal. Cabe recordar también los soldados georgianos que perdieron sus vidas por las ambiciones geopolíticas absurdas de su gobierno.

Últimas noticias