Unas elecciones imprevisibles

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Está siendo la economía el asunto principal de las elecciones británicas?

–Definitivamente es uno de los grandes asuntos de estas elecciones. Es sin duda el tema en el que el Partido Conservador, en particular, ha tratado de centrarse con su estrategia a largo plazo en la reducción del déficit público, el gasto... Desde el punto de vista de la oposición laborista, sus medidas giran más alrededor de los estándares de vida igualitarios, el crecimiento económico y sus consiguientes beneficios, como el aumento de los salarios, la vida cultural... Así que sí es uno de los asuntos.

- ¿Y qué otros temas se están tratando en la campaña?

–La inmigración también está en la agenda política. Es verdad que cada día se desarrolla de manera distinta, pero el partido antiinmigración y euroescéptico UKIP ha intentado poner la inmigración como su principal asunto. El Sistema de Salud se ha convertido en otro de los temas; los impuestos...

- ¿Son estas elecciones las más impredecibles desde 1970? ¿Por qué?

–No sé cómo se ha medido exactamente la imprevisibilidad, pero es cierto que estos comicios son muy interesantes porque hay varias cosas que están cambiando. En las encuestas queda reflejado que los votantes no están tan seguros de un partido como se ha visto en el pasado. Parece que nos estamos moviendo hacia un nuevo sistema político multipartidista. Hasta ahora, eran unas elecciones para que un partido consiguiera la mayoría. Como ejemplo, está el caso del Partido Nacionalista Escocés, que va a conseguir la mayoría de los escaños destinados a Escocia (que solían ser para los laboristas). Podría ser un terremoto, aunque no sabemos aún si al final, el día de las elecciones, los votantes lo harán como apuntan los sondeos o de una manera tradicional.

*Experto en elecciones británicas en el Instituto de Gobierno en Londres. Preguntas de Esther S. Sieteiglesias