Xi suma acuerdos de 64.000 millones para su Ruta de la Seda

El líder chino asegura que más países se sumarán al proyecto, que se relanza con 283 nuevos objetivos.

El líder chino asegura que más países se sumarán al proyecto, que se relanza con 283 nuevos objetivos.

- El establecimiento de «plataformas multilaterales de diálogo» y nuevos acuerdos por valor de 64.000 millones de dólares (57.330 millones de euros) en proyectos de cooperación es el balance que deja el II Foro de las Nuevas Rutas de la Seda, que finalizó ayer en Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, prometió mecanismos de transparencia para su colosal proyecto de infraestructuras, pero ni la organización ni él han predicado con el ejemplo y poco se sabe de los acuerdos alcanzados más allá de un comunicado conjunto en el que los participantes se centran más en las buenas intenciones que en marcar guías concretas para el funcionamiento de la iniciativa.

Lo que sí anunció Xi es que el Foro se celebrará «con regularidad», y que se publicarán informes sobre el progreso de la Franja y la Ruta, a la que el máximo mandatario chino quiere dotar de más rigor, coordinación y respeto a las leyes. Para ello se cuenta también con una lista de 283 «objetivos» acordados en la cumbre, que China prometió publicar, aún sin fecha. Pekín no desglosó esos compromisos, pero algunos de los participantes sí lo hicieron: por ejemplo, Kenia anunció la firma de acuerdos de financiación por valor de 665 millones de dólares para un centro de datos que construirá Huawei y una renovación de la autopista entre Nairobi y su aeropuerto internacional.

Acerca de las acusaciones de que China está llevando a algunos países participantes a una espiral de deuda, Xi aseguró que trabajarán para mejorar «los canales de financiación» y para «reducir los costes», tras lo que invitó a instituciones extranjeras y multilaterales a participar en la «cooperación para la financiación». De hecho, la palabra estrella del discurso de ayer fue «cooperación», que salió de los labios de Xi en cerca de treinta veces. El hecho es que, entre los pocos datos publicados, destaca que el Banco de Desarrollo de China había concedido a finales de 2017 unos 110.000 millones de dólares en préstamos, y que su plan para el siguiente lustro es conceder otros 150.000 millones. El punto que destacan los críticos es que las cantidades y las condiciones de esos préstamos acaban por ahogar a los países receptores, como por ejemplo Pakistán, Montenegro o Yibuti, lo que ha llevado a Pekín a «prometer» soluciones. Xi cerró su intervención asegurando que el Foro lanza un «mensaje claro: más y más amigos y socios se unirán a la cooperación de la Franja y la Ruta, y la cooperación disfrutará de una mejor calidad y de perspectivas más brillantes». Efe