Deportes

Calendario de la Jornada 30 de la Liga SmartBank

El Cádiz obligado a vencer para no ceder el liderato de la Liga SmartBank en favor del Real Zaragoza.

El Cádiz tratará de zanjar su crisis de resultados con un triunfo sobre el Almería, en una auténtica final por los puestos de ascenso directo, que permitiría a los gaditanos resistir el acoso de un Zaragoza, que aguarda un nuevo tropiezo de los “amarillos” para asaltar el liderato.

Si como asegura el argentino Jorge Valdano, el fútbol es un estado de ánimo, no puede haber mayor diferencia entre un Zaragoza que destila confianza por los cuatro costados y un Cádiz atrapado por los fantasmas del pasado.

El conjunto andaluz, que llegó a contar con una diferencia de hasta once puntos al frente de la tabla, parece tener cada vez más presente lo ocurrido en las dos últimas campañas, en las que se dejó escapar cualquier posibilidad de ascenso en el tramo final del campeonato.

Un recuerdo que parece atenazar a los de Álvaro Cervera, que en poco o nada recuerdan en estos momentos al intratable equipo que arrancó el curso con ocho victorias en las diez primeras jornadas.

Tal y como atestiguan las dos derrotas consecutivas encajadas ante el Málaga (0-1) y el Sporting de Gijón (1-0) en las dos últimas semanas, algo que no había ocurrido en todo el campeonato.

Tropiezos que han reducido la ventaja del Cádiz a un punto. Una renta que tratará de defender el próximo sábado ante el Almería, en un duelo en el que los “amarillos” no sólo pondrán en juego la primera plaza, sino también gran parte de sus opciones de lograr el ascenso directo.

Pero si el conjunto gaditano atraviesa por su peor momento de la temporada, no menos dudas genera el Almería, tercer clasificado, que llega al Ramón de Carranza tras encadenar cinco jornadas sin conocer la victoria.

Desde que el pasado 19 de enero los almerienses arrebataron momentáneamente el liderato al Cádiz, el equipo “indálico” tan sólo ha sido capaz de sumar dos puntos.

Tres derrotas y dos empates que no sólo han puesto en duda la continuidad del técnico José María Gutiérrez, sino que han puesto en cuestión la candidatura de un Almería que hace menos de un mes parecía uno de los más firmes aspirantes al ascenso.

Un cartel que ostenta en estos momentos el Zaragoza, que tras acumular decepción tras decepción en los últimos años, parece en estos momentos en disposición de lograr el ansiado ascenso que persigue desde hace siete temporadas.

De hecho, los aragoneses no conocen la derrota en el campeonato liguero desde el inicio de 2020, una racha que ha permitido a los de Víctor Fernández pasar de ocupar la quinta plaza, a diez puntos del liderato, a situarse segundos a tan sólo un punto del primer puesto.

Una dinámica positiva que el Zaragoza tratará de prolongar el sábado con un triunfo en el campo del colista, el Racing de Santander, al que el “efecto Oltra” tan sólo parece haberle durado una jornada, tras caer en sus dos últimos encuentros ante el Sporting de Gijón (0-2) y el Málaga (2-0).

Pero por encima de los resultados, son las buenas sensaciones que ha destilado el conjunto “blanquillo” en sus últimas actuaciones, lo que convierte al Zaragoza a día de hoy en el máximo favorito para lograr el ascenso.

El mismo objetivo que persigue el Huesca, cuarto clasificado, que polémicas arbitrales al margen, parece empeñado en perder a domicilio todo el crédito que gana cuando actúa como local.

Tal y como reflejan las tres derrotas consecutivas encajadas por los oscenses en sus tres últimos desplazamientos, uno números que contrastan con los números que lucen los de Míchel en el Alcoraz, donde cuentan por victorias sus últimos cuatro partidos.

Una fortaleza como local a la que el Huesca volverá a apelar para derrotar al Extremadura, antepenúltimo, en un encuentro en el que los aragoneses no pueden fallar si no quieren verse superados en la clasificación por un Girona al alza.

El conjunto catalán, que ha sumado diez de los últimos doce puntos en juego, confía en el regreso del delantero Cristhian Stuani, que se perdió por sanción la última jornada, para doblegar a un Mirandés, más pendiente del partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey que disputará el próximo miércoles con la Real Sociedad.

Quien no tendrá ninguna distracción es el Elche que tratará de defender la sexta plaza, la última que permite disputar las eliminatorias de ascenso, con un triunfo sobre el Numancia, en un duelo en el que los ilicitanos intentarán poner fin a la racha de tres encuentros consecutivos que acumulan sin conocer la victoria.

Jornada 30 de la Liga SmartBank

. Viernes 28 febrero:

21.00 Las Palmas - Málaga

. Sábado 29 febrero:

16.00 Huesca - Extremadura

16.00 Ponferradina – Sporting

18.15 Cádiz – Almería

20.30 Albacete – Rayo

21.00 Racing – Zaragoza

. Domingo 1 marzo:

12.00 Mirandés – Girona

16.00 Deportivo – Lugo

16.00 Elche – Numancia

18.15 Fuenlabrada – Alcorcón

18.15 Oviedo – Tenerife