Los trucos de Mario e Isabel

Tanto monta, monta tanto Isabel como Mario. Dos personajes que cuidan muchísimo su aspecto físico. Conocida es la afición de la «reina de corazones» al bótox, las vitaminas y los retoques estéticos. Isabel , adicta a los tratamientos antiedad, busca cuidarse desde dentro para evitar tratamientos más agresivos.

A parte del último lifting completo de cara y cuello que le realizó su cirujano de cabecera, el doctor Juan Peñas, hace un año, la filipina se ha hecho adicta a un tratamiento que hace furor en EE UU: Hydrafacial. Un tratamiento de hidratación y antiaging, que combina limpieza, exfoliación y extracción mediante la aplicación de productos reparadores y antioxidantes. Los resultados son inmediatos. El objetivo: lucir una piel limpia, sana y radiante. Este tratamiento ya se hace en España ( www.hydrafacial.es y su precio es de 125 euros)€

A parte de sus citas anuales en la clínica buchinger, donde Mario Vargas Llosa se somete a cura «detox» a base de ayuno e ingesta de líquidos, el escritor ha decidido suprimir sus antiestéticas bolsas. Para ello ha recurrido a un tratamiento alternativo a la blefaroplastia que realiza el doctor Licitra. Esta técnica consiste en un termo-encogimiento del párpado superior, en los casos en los que sobra párpado, así como del inferior cuando hay bolsa. Se logra a través de un equipo de plasma-frecuencia. Es un tratamiento indoloro y sólo produce un oscurecimiento de la zona tratada durante cuatro días. Se requiere una única sesión en toda la vida y su coste para ambos párpados es de 750 euros (www.med-estetic.com).