El EGO, sin una tendencia, pero con mucho talento

Una modelo luce un diseño durante el desfile de la firma Waverley
Una modelo luce un diseño durante el desfile de la firma Waverley

La literatura y el cine han inspirado las colecciones de los jóvenes diseñadores que hoy han desfilado en el Samsung EGO, pasarela en la que la gran diversidad creativa ha sido, una vez más, el denominador común. No hay una tendencia, pero sí mucho talento.

Los escritores americanos Charles Bukowski y Henry Darger y las películas "E.T", de Steven Spielberg, y las "Vírgenes suicidas", de Sofía Coppola, basada en la novela homónima de Eugenides, han sido el punto de partida de las colecciones primavera-verano 2015 de David Catalán, Elena Rial y Laura Gonzalez, respectivamente.

David Catalán

"Vida de un vagabundo", del corrosivo escritor estadounidense Charles Bukowski, ha servido para documentar la propuesta del riojano David Catalán, integrada por prendas "oversize"y de corte deportivo que se superponen en capas para recordar los ropajes de las personas sin hogar, a las que Catalán rinde un especial homenaje a través de una moda muy urbana.

"Coverless", como ha llamado a su colección, juega con diseños de grandes volúmenes, pantalones a la rodilla cosidos con varias capas y tejidos tan contrapuestos como el neopreno y la gasa en colores pastel -rosa y azul- y tonos más vibrantes y saturados como el azul o el flúor.

Los complementos favorecen estos "looks"que transmiten un estudiado descuido a través de elementos como parches, tejidos rotos y mochilas con cremalleras.

Una colección que le ha servido para llevarse el premio "Mercedes-Benz Fashion Talen", galardón que le lleva a desfilar en una pasarela internacional. "Me hace mucha ilusión el premio, más sobre todo porque puedo mostrar mis prendas en otros escenarios", ha contado a EFE Estilo.

Elena Rial

Elena Rial ha debutado en esta pasarela con una propuesta inspirada en el universo simbólico del escritor e ilustrador americano Henry Darger y su manuscrito "La historia de las Vivians", una obra misteriosa ilustrada con acuarelas que le valió a Darger el calificativo de "artista marginal".

Los vestidos, camisas y banderas bordadas de Elena Rial acogen curiosos estampados que visten al cinematográfico marciano "E.T"con una peluca rubia, "como si él también fuera una de las protagonistas de 'La historia de las Vivians'", ha contado.

El látex o los bordados con hilo son algunos de los materiales que ha utilizado Elena Rial, quien afronta esta primera experiencia en la tarima de Ego "con tantos nervios como ilusión".

Como un verso suelto, Eva Soto Grande articula con "Recuerdos"una serie de vestidos que entrecruzan figuras de tela hasta conseguir un patrón de aspecto tridimensional, sin costuras, "parecido a cómo gestiona nuestro cerebro los recuerdos", ha explicado la joven diseñadora a Efe Estilo.

El algodón teñido artesanalmente, plegado en forma de "origami"o liso, se manifiesta en colores vibrantes como el amarillo, el rojo y el morado en unos diseños que destacan por la exquisitez de los detalles.

Adornos de rosas naturales convertidas en pequeñas esculturas y pintadas a mano que sobresalen en mangas o escotes con corte corazón. Hablamos de piezas que rozan la alta costura, y que bien podrían desfilar junto a las de los actuales diseñadores consagrados.

Laura González

Laura González, diseñadora asturiana que se esconde tras la firma "Waverley", ha ofrecido una serie de prendas femeninas y masculinas con un cierto aire gótico que ha suavizado con estampados de hamburguesas, perritos calientes, lápidas y rosas, creados por ella.

Con "Narcos y sirenas", el catalán Víctor Von Schwarz propone vestidos de siluetas ajustadas y sobre ellos cazadoras "bombers"XXL bordadas con cuentas y cristales. Las siluetas masculinas encarnan el papel de los narcos, siempre de negro; y las sirenas coloreadas en rosa y azul níveo.

La finlandesa Satu Maaranen echo el cierre a la 60 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week con una colección con potentes estampados.

Por la mañana, las superposiciones con organza rota y neopreno jugaban en prendas urbanas, concebidas para el día a día de la mujer. "Hoy no hay una tendencia marcada", explicaba a EFE Estilo el diseñador cordobés Miguel Alex.

La fuerte carga romántica de la colección de Alex se apreció desde el primer momento en que la maniquí puso un pie en la pasarela. De una forma evidente, los tonos blancos y empolvados tomaron mayor relevancia, mientras que los oscuros quedaron relegados a un segundo plano para evocar una serena calma.

Coherentes y frescas, las propuestas de Paula de Andrés (POL es su firma) coloreadas en blanco, azul y verde menta, tenían en común las tiras, las pinzas y los pliegues, elementos que repite en camisas, faldas y vestido.

La murciana Leonor Pando ha traído a la pasarela un colección atemporal en tonos arenas, de patrones simples, líneas rectas y formas rectangulares, adornados con vainicas mallorquinas y que originan prendas holgadas que recuerdan a las túnicas.

Pepa Salazar, ganadora del premio "Samsung Ego Innovation Project", presentó unos diseños que incorporan tejidos hidrocrómicos -cambian de color al contacto con el agua- e hidrófugos, que repelen los líquidos.

Economista de profesión y diseñadora por vocación, la granadina Beatriz Peñalver ha presentado una colorista colección, "Perdón", con "un punto ochentero"y grandes volúmenes y volantes, inspirada en la Semana Santa andaluza.