Michelle riza el rizo

Michelle estrenó peinado en Washington
Michelle estrenó peinado en Washington

La primera dama estrenó un alabado «look» en la cita más VIP de EE UU, la de Corresponsales de la Casa Blanca

Es la reunión más exclusiva de Estados Unidos, la cena donde los corresponsales de la Casa Blanca se reúnen –este año en el hotel Hilton de Washington– con el matrimonio Obama y autocelebran su presencia al mando del país de las barras y estrellas. Antaño servía para reunir a periodistas que esa noche podían tener más de cerca a su mandatario, pero actualmente se ha convertido en un evento social al que las estrellas de campos como la televisión, el deporte y el cine no quieren perderse. Una fiesta celebrada el pasado sábado en la que destacó de entre todas las invitadas la mujer del presidente, la primera dama Michelle Obama, quien goza de una buena popularidad en América y que sorprendió con un peinado a lo «curly», un rizado que incendió las redes sociales y que no dejó indiferente a nadie. En internet abundaron tuits en los que destacaban el mejorado estilo de la esposa presidencial a través de los años, mientras que aplaudían el cambio de «look» de la misma, que acostumbra aparecer con su ya clásica media melena alisada.

Nadie quiso perderse el evento

En la «noche de los empollones», como es conocida la reunión anual, también fue objeto de comentarios y alabanzas el vestido en el que Michelle se enfundaba para apoyar a su marido, un customizado y juvenil Zac Posen de color metálico que acompañó a unos zapatos de la misma tonalidad y que, en conjunto, favorecía su color de piel y resaltaba su figura. Diversos medios nacionales como «Style» o «The Huffington Post» titulaban con el atrevimiento de Michelle, quien ya fue catalogada en años anteriores como una de las 10 mujeres mejor vestidas del mundo por «Vanity Fair». Labios de color vino, un corte sin mangas y un telón de fondo en el que la armonía reinaba entre los invitados: ésta era la atmósfera perfecta para que Barack Obama recurriese a chistes y bromas mientras repasaba sus seis años como mandatario americano. En un tono ácido y con unos afilados aguijones que lanzaba contra a los republicanos –e incluso hacia sí mismo– repasó la actualidad estadounidense en el ya conocido discurso anual aderezado con un tono cómico.

Además, en la cena se otorgan premios y becas a periodistas, que se rodean de amigos e invitados ilustres entre los que destacaron la veterana actriz Jane Fonda, la modelo Irina Shayk, el empresario Donald Trump, la intérprete Tea Leoni, la comediante Cecily Strong, la política Madeleine Albright o la actriz Lucy Liu. Sin duda, la señora Obama eligió el mejor público para demostrar que su estilo sigue inspirando a las mujeres más selectas que ven en la primera dama todo un referente estético.