Ocio

Mercado Boanerges: Del pulpo gallego a las fabas de Lourenzá estofadas

La tendencia de comer en los mercados es imparable porque resulta una experiencia divertida y dinámica con la posibilidad de saborear bocados de distintos rincones. Hoy hablamos del de Boanerges, que significa «hijos del trueno», situado en Santiago de Compostela, con el producto gallego como protagonista. Se han necesitado 2,5 millones de euros para ponerlo en marcha, ya que cuenta con 1.085 metros cuadrados de superficie, repartidos en dos alturas. Así, la planta baja reúne 17 puestos y una cafetería, mientras que la superior cuenta con una neotaberna y una coctelería. Sí, las mejores materias primas se reúnen en este espacio. Entre ellos, los pescados y mariscos de O Percebeiro. Probamos los chipirones y los langostinos fritos con ali oli de lina, que están de comérselos a pares, lo mismo que las brochetas de rape con romescu, las zamburiñas a la gallega y las navajas a la plancha. También, el obligado pulpo de la pulpería Aurora y la empanada de algas y mejillones de Frisco & Portomuiños, mismo puesto en el que vuelan las sardinas con mantequilla ahumada y el pico de gallo con espagueti de mar. Ojo, imprescindibles para terminar son los helados de Bico de Xeado. Por su parte, el cocinero Yayo Daporta elabora las delicias de Boamar. Algunas son para compartir, como las zamburiñas gratinadas y el «chilli crab» de centollo y gambones. Como platos fuertes, las fabas de Lourenzá estofadas con cocochas de merluza al pil pil y el rabillo de vaca vieja con verduras a la parrilla. Un paseo gastronómico.