¿Bestia yo? No, gracias

Carmen Lomana entre fogones, preparando «MasterChef»
Carmen Lomana entre fogones, preparando «MasterChef»

¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando los españoles barbaridades que intentan humillar a nuestra nación y a sus ciudadanos por parte de algunos energúmenos del «procés» catalán absolutamente fanatizados en un bucle de violencia verbal? Acaso es admisible que el ridículo Quim Torra, emisario de Puigdemont y ahora auto nombrado presidente del Parlament y de todos los catalanes, también de los que no están para nada de acuerdo con este proceso que lleva a Cataluña hacia el precipicio, se permita decir que los españoles somos unas bestias con un fallo en nuestro ADN, despreciándonos como una raza inferior a la suya. Nuestro gobierno lo permite impasible. Rajoy está dando una lección magistral de cobardía y de no saber defender nuestra dignidad como nación, ni como ciudadanos. Una vez más nos ha dejado abandonados ante tanta ignominia.

Esas lindezas son solo algunas de las muchas barbaridades que ha escrito sobre España el nuevo delfín de Puigdemont el prófugo. ¡En fin! Que según él somos una raza de tarados en proceso de extinción. Todo lo que leo y escucho últimamente, si no fuese por la impotencia de no poder contestarle públicamente, me haría reír. Porque, vamos a ver, ¿de que raza está hablando? Contemplando su imagen y una foto de su familia que anda por ahí, me doy de baja inmediatamente de esa clase de superioridad racial. Vamos, que son feos hasta decir basta y no veo en ellos ningún rasgo especial que los distinga como raza teutónica. Estas personas están en un bucle paranoico francamente preocupante.

Los catalanes, como el resto de los españoles, son una mezcla de todo un poco. Fundamentalmente árabes y judíos y, en el caso de Cataluña, también fenicios, dado que a sus costas llegaban una gran profusión de comerciantes de todos los lugares del Mediterráneo. Sea usted un poco serio señor Quim Torra y deje de decir barbaridades, mírese al espejo, observe sus facciones y después repita de nuevo que somos una raza de bestias con un fallo en el ADN. Quizá se sienta muy identificado con sus palabras y reconozca a la bestia... El diario francés «Le Figaro» compara las ideas de Quim Torra con las de Mussolini y Milosevic en una columna de opinión. Carga duramente contra Torra, comparándolo con algunos personajes de triste recuerdo para Europa, como los mencionados y Hitler. El pensamiento de supremacía de raza va en contra de los principios morales que propugnan que todos somos iguales ante la vida y ante Dios. ¿Qué opinan los catalanes católicos de estas actitudes? Sería un interesante debate.

Solo pido a nuestro Gobierno que deje de mentirnos con la financiación de todos estos anti españoles, a los que mantenemos con nuestros impuestos, que imponga un 155 como debe ser, cierre de una vez por todas esa máquina de desprecio y manipulación permanente que es TV3 y que no permita que Trapero vuelva a ser el jefe de Los Mozos, que podríamos llamar «ejército» armado. Si esto sigue en esta dinámica Cataluña podría terminar en una guerra civil. Dios no lo quiera.

Mi vida desde que empece a grabar «MasterChef Celebrity» no conoce otra cosa que eso: nos recogen a las 7 de la mañana y volvemos a las 11 de la noche. Quizá con este «training» termine cocinando como en Le Cordon Bleu... Pero lo dudo.