Los Borbón, reunidos por Navidad

Don Felipe y Doña Letizia, ayer, en una reunión con el patronato de la Fundación Príncipe Girona
Don Felipe y Doña Letizia, ayer, en una reunión con el patronato de la Fundación Príncipe Girona

Don Juan Carlos y Doña Sofía pasarán con los Reyes y la Infanta Elena el día 25: asistirán a la tradicional misa y comerán en La Zarzuela.

La abdicación de Don Juan Carlos ha reducido el núcleo central de la Familia Real, del que ahora sólo forman parte los Reyes y sus hijas: Doña Leonor, Princesa de Asturias, y la Infanta Sofía. Pero otra cosa son las fechas navideñas, época en la que la regia familia al completo intenta reunirse en Nochebuena y Navidad. La Casa del Rey nunca informa de la vida privada de los miembros de la Corona, pero este periódico ha podido saber por fuentes cercanas a la Familia Real que en el día de Navidad la familia Borbón encontrará la excusa para verse y pasar parte del día juntos. Los Reyes y sus hijas, Don Juan Carlos y Doña Sofía, la Infanta Elena junto a sus hijos y Doña Pilar y Doña Margarita, con sus respectivas familias, asistirán en La Zarzuela a la tradicional misa y después comerán todos juntos. En Nochebuena la planificación será distinta. Según informan estas mismas fuentes, los Reyes optarán por cenar en su casa de La Zarzuela con sus hijas, y presumiblemente también con la familia de Doña Letizia. Una noche muy señalada para ellos porque verán reunidos por televisión el primer discurso de Navidad de Felipe VI.

La Infanta Pilar, como acostumbra todos los años, ha organizado una cena en su casa con sus hijos: Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando. La hermana del Rey emérito ha invitado a Don Juan Carlos y a Doña Sofía, quienes está previsto que asistan, aunque aún no haya una confirmación definitiva. Los que sí es seguro que asistan son la Infanta Margarita con su marido, Carlos Emilio Juan Zurita, y sus hijos, Alfonso y María.

Por su parte, los duques de Palma no están invitados a dicho encuentro, y en principio tampoco está previsto que asistan el día de Navidad. Esta decisión es muy delicada debido a su situación judicial, y más aún con el auto del juez Castro a punto de ver la luz, que podría sentar a la hermana del Rey, imputada por delito fiscal, en el banquillo.

Después del día 25, cada familia pondrá rumbo a diferentes destinos, que son de carácter privado, por lo que la Corona tampoco informará de ellos. En las anteriores Navidades, los entonces Príncipes de Asturias «desconectaron» del mundo en un viaje que no trascendió públicamente –a pesar de las continuas publicaciones especulando sobre posibles destinos–, mientras que Don Juan Carlos se quedó en Madrid, recuperándose de su última operación de cadera. En aquella ocasión, los duques de Palma sí que viajaron a España desde Suiza para pasar las fiestas navideñas con la Familia Real, y después Doña Cristina se desplazó a Vitoria con su marido y sus hijos para reunirse con la familia de Urdangarín. La Infanta Elena, fiel a Baqueira Beret, no rompió con la tradición y se desplazó con sus hijos a la estación para esquiar.

Lejanas quedan aquellas imágenes a las que nos tenía acostumbrada la Familia Real, reunida al completo esquiando en Baqueira, nietos incluidos. La poca afición de Doña Letizia al deporte alpino y las últimas operaciones de Don Juan Carlos son motivo de ello. Es habitual que Doña Sofía aproveche las fiestas navideñas para viajar a Londres y comprar los regalos a su familia; los años anteriores ha estado acompañada por su inseparable hermana Irene, al igual que en 2011, en plena polémica por haber visitado a su hija menor y a sus nietos en Washington. La madre del Rey también invierte su tiempo en la capital británica para visitar a su familiares, como su hermano Constantino y su cuñada Ana María, al igual que algunos de sus sobrinos que también viven allí, como Pablo de Grecia. En estas navidades no se descarta que haga alguna escapada a Suiza para estar junto a su hija menor en momentos tan determinantes.

Todo apunta a que Don Felipe y Doña Letizia, a su regreso, pasarán el día de Reyes con la familia de ella, como es tradición. El día siguiente será fecha clave para el Jefe de Estado, ya que presidirá la Pascua Militar por primera vez como Rey y Jefe Supremo de los Tres Ejércitos.

A pesar de la privacidad con la que los miembros de la Familia Real pasan últimamente sus vacaciones navideñas, es habitual que hagan alguna aparición pública que dé imagen de unidad familiar. El año pasado, únicamente los entonces Príncipes de Asturias protagonizaron una de sus habituales escapadas al cine para ver la oscarizada película «12 años de esclavitud», tras la que fueron a cenar kebab y bailaron rock en Pirandello, uno de los locales de moda de la capital.

En 2012, las mujeres de la familia asistieron juntas a la función del musical «Sonrisas y lágrimas», que se representó en el teatro Coliseum de Madrid, en plena calle Gran Vía. Tanto la Reina Letizia como la Princesa de Asturias y las Infantas Elena y Cristina posaron a la salida, dada la expectación provocada entre el público, que al conocer los ilustres espectadores que habían acudido al espectáculo se agolparon en sus puertas. En 2011, también antes de Nochebuena, Doña Sofía reunió a los Príncipes y a su hija mayor con sus hijos para asistir al espectáculo organizado por El Circo del Sol.

Los planes «hipsters» de los Monarcas

Los eventos fuera de agenda oficial son algo que los nuevos Reyes guardan con celo, aunque los gustos «extraoficiales» de los monarcas son bien conocidos. El séptimo arte –en versión original– no falta en sus salidas privadas, y son Woody Allen –que estrenó película este mes– y Michael Haneke algunos de los directores fetiches de la pareja. Se les puede ver fácilmente en los cines Princesa entrando una vez que el filme ha empezado para no armar una «revolución» –precisamente «Revolución» se llama un tema del grupo «indie» Amaral, que la Reina bailó de forma animada en uno de los conciertos de la banda zaragozana–. La devoción «hipster» de Doña Letizia podría llevarla estas Pascuas a salas de conciertos en la capital donde se citan Miss Cafeína o el nuevo icono del «indie» español, Raphael. Mientras tanto, las vacaciones natales de la nueva Princesa de Asturias, Doña Leonor, y de la Infanta Sofía comenzaron ayer, y se prolongarán hasta el 8 de enero. Las pequeñas, que no han hecho aparición pública desde el Día de la Hispanidad, se prevé que se dejen ver en la Misa de Pascua.