El representante de Luis Merlo: «Es una persona con la cabeza en su sitio»

Asegura a LA RAZÓN que la vida del actor nunca ha corrido peligro y arroja luz sobre su actual estado de salud tras ser ingresado el miércoles por una insuficiencia respiratoria.

Luis Merlo en una imagen de archivo.
Luis Merlo en una imagen de archivo.

Asegura a LA RAZÓN que la vida del actor nunca ha corrido peligro y arroja luz sobre su actual estado de salud. Hoy ha sido dado de alta y ya descansa en su casa.

«No somos aquello que logramos en la vida, somos todo lo que superamos». «Cuando crecemos nos damos cuenta por qué Peter Pan no quería hacerlo». Éstos fueron algunos de los últimos mensajes que Luis Merlo publicó en Twitter horas antes de que fuese ingresado el pasado miércoles en el Hospital General de Villalba (Madrid) tras sufrir una insuficiencia respiratoria.

El tono melancólico de dichos mensajes, unido al testimonio de varios testigos que aseguraron ver al actor acceder al hospital en silla de ruedas y muy afectado, hicieron saltar las alarmas, y las frases «pronóstico reservado» y «entre la vida y la muerte» inundaron los titulares en segundos. Algo que, para el representante de Merlo, deriva de «la especulación y de una falta de rigor periodístico», afirma a LA RAZÓN, restando importancia a las palabras que su representado colgó en la citada red social: «Son mensajes normales que tú o yo podemos escribir en días tristones».

Después de horas de incertidumbre y rumores, la familia del artista de 51 años decidió emitir en la mañana de ayer un comunicado en el que informaba de que el episodio de insuficiencia respiratoria es «puntual» y que «la evolución ha sido favorable, esperando su alta en las próximas horas». Lo que coincide con la versión del centro sanitario, que asegura a este diario que «el paciente se encuentra estable y consciente, y que en ningún momento se ha temido por su vida».

De hecho, según ha podido saber LA RAZÓN, Merlo ya ha sido dado de alta y se encuentra en su casa recuperándose.

Especulaciones

El hecho de que, a su llegada a Urgencias, tuviera que recibir sedación y respiración asistida durante unas horas en la UCI reavivó también todo tipo de especulaciones acerca del motivo de su ingreso. Algunas incluso lo han atribuido a un estado depresivo que sufriría el intérprete y han dejado entrever, además, posibles problemas con estupefacientes y hasta un posible intento de suicidio. «Todo esto me parece terrorismo informativo», sostiene su representante.

«En primer lugar, Luis es una persona con la cabeza en su sitio. Por otra parte, lo normal, cuando llegas a Urgencias y te falta el aire, como puede ocurrir en un ataque de asma, por ejemplo, es que no entres tocando palmas y que los médicos te monitoricen hasta estabilizarte», prosigue. «En cualquier caso, ya está en planta, se encuentra bien y en breve será dado de alta», añade.

Por el momento, ni los médicos ni la familia desean desvelar la causa concreta de la dolencia del actor, aunque por las palabras de su representante se podría deducir que quizá haya podido ser resultado de una crisis asmática.

A día de hoy se desconoce si Merlo padece dicha enfermedad, aunque en tal caso «el estrés es un factor que la agrava», nos asegura un neumólogo. En este sentido, Luis Merlo ya fue ingresado en 2009 por un «cuadro de estrés causado por agotamiento», tal y como informó entonces su hermano Pedro Larrañaga. En aquel momento compaginaba la grabación de dos series con el teatro.

«Él ama la vida, es muy luchador y en un mes retomará su gira teatral por toda España. Aunque ahora lo que le toca es descansar», concluye su representante.