El movimiento se demuestra andando

A las ciudades se las conoce pateándolas y también perdiéndose. Pero cada vez más apuestan por rutas.

A las ciudades se las conoce pateándolas y también perdiéndose. Pero cada vez más apuestan por rutas.

Para la familia

El Quinny Longboardstroller es una mezcla de carrito de bebé y longboard. Permite llevar en él a niños de hasta 15 kilos mientras recorremos casi cualquier ciudad. Tiene un freno incoporado y ha sido diseñado y construido teniendo en cuenta qué peso extra que cargará: el niño y un adulto de hasta 100 kilos. El sistema también se pliega hasta tener una altura de apenas 36,5 centímetros y en total unos 11 kilos. Tiene un freno incorporado para mayor seguridad. Solo le falta una pequeña bolsa o mochila donde guardar los extras típicos: agua, pañales, toallitas y una muda.

El patinete smart

Xiaomi, la empresa china de teléfonos móvil ha hecho una exitosa incursión en otros objetos móviles de moda: los patinetes. Su nuevo Mi Electric Scooter pesa apenas 12 kilos y posee una carga completa (que dura 5 horas) le permite recorrer poco más de 30 kilómetros a una velocidad de 20. Cabe destacar algunas características que hacen de este artilugio diferente al resto de sus competidores. Por ejemplo, cuenta con una tecnología de recuperación de energía por medio del frenado (se podría comparar con el famoso KERS que utilizan los monoplazas de Fórmula 1), su aplicación facilita gran parte de los controles de velocidad, costumbres de uso, monitorización de la batería y luces, su delantera tiene notable potencia y la trasera se usa para el frenado. Por último, resulta muy útil en términos de seguridad.

Regreso al futuro

Es cierto, al principio se precisa de equilibrio, pero una vez dominadas las reglas básicas, el Post Modern Skateboard, es muy sencillo. Una de sus grandes ventajas es que no precisa de ningún impulso, al contrario que la mayoría de los patinetes. Basta colocar los pies en las plataformas e inclinarse hacia los lados para hacer girar las ruedas de goma que están alrededor de los pies. En ese momento una cinta ajusta el pie al Post Modem y hace girar las ruedas externas. Quienes no se sientan cómodos con esta opción también pueden comprar un eje que une ambas ruedas. Es apto para personas de hasta 100 kilos. Y no necesita ningún tipo de batería.

Bicicleta de bolsillo, o casi

La Smarcycle S1 es, con toda probabilidad, la bicicleta eléctrica plegable más pequeña del mercado. Pesa solamente 7 kilos y una carga completa (2,5 horas y por bluetooth) le permite recorrer 20 kilómetros. Cuenta con una aplicación que puede bloquearla a distancia y actúa como candado. La app también permite controlar la luz, la velocidad y hasta la duración de la batería. Tiene una velocidad máxima de 20 km/h y un soporte específico, en el manillar, para el móvil... que se carga mientras estamos en la bicicleta.

Con todo a cuestas

Si antes señalábamos la falta de espacio para llevar lo imprescindible, en este caso, casi se podría decir que la Cero One abusa de ello. Se trata de una bicicleta eléctrica con hasta 12 configuraciones diferentes para cargar lo que se nos ocurra: una sillita de niños, una tabla de surf, cajas.... Su batería permite recorrer más de 150 kilómetros a una velocidad de 30 km/h. También da la posibilidad de usar los pedales para casos de necesidad o, simplemente, por gusto. Tiene instaladas luces delanteras y traseras, además de neumáticos que aguantan los pinchazos y un marco de acero de elevada resistencia. Todo por un precio de

Objeto de deseo sobre ruedas

Claramente de diseño, el Scooter Priestman Goode fue concebido para el museo del mismo nombre, pero su aceptación fue tal que ya han comenzado a producirlo y en breve lo veremos en la calle. Una de sus mejores características es que se adapta a lo largo del tiempo de uso: los más pequeños pueden ir sentados en él, mientras los adultos van de pie y llevan todo lo que precisen en su mochila delantera. Otra funcionalidad interesante es que su batería hace que sea innecesario impulsarse: solo hay que soltar el freno lentamente para que comience a acelerar, eso es lo único que hay que hacer. Es plegable por completo y en la mochila cabe también el pequeño motor que lo alimenta, lo que lo hace más práctico aún.